Lozoya pierde, se abrirán al público los datos del caso Odebrecht México

- Por

Bajo el argumento de que el caso Odebrecht es de interés público y su apertura es vital, un juez federal negó en definitiva a Emilio Lozoya Austin, el amparo con el que pretendía evitar la elaboración de la versión publica de la investigación que lo señala de haber recibido sobornos de la constructora brasileña.

Esta negativa fue emitida por el juez Primero de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, Jonathan Bass Herrera, quien señaló en su determinación que hacer público el caso Odebrecht es vital para dar a conocer los presuntos hechos de corrupción del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), y también para verificar el trabajo de los fiscales.

Se trata de una demanda de amparo que Emilio Lozoya había interpuesto desde octubre del año pasado, luego de que el Instituto Nacional de Acceso a la Información Pública (INAI) emitiera una orden para que la Fiscalía General de la República (FGR) hiciera pública la investigación del caso Odebrecht.

Los datos personales de Lozoya

Emilio Lozoya argumentó en su demanda de amparo que el INAI debió haberlo convocado antes de emitir la orden a la FGR. Esto para decidir si debía hacerse público el caso, ya que dicha determinación también ponía en riesgo sus datos personales y transparentarlo violaba la secrecía de las carpetas de investigación.

Sin embargo, el juez federal Jonathan Bass Herrera señaló que el INAI no tenía la obligación de convocar a Lozoya para determinar si el caso podría o no hacerse público, debido a que se está investigando sus actos como funcionario y no los datos de su vida personal.

Bass Herrera argumentó que en su momento, el INAI sí tuvo cuidado en el riego que podría causar que se revelarán sus datos privados, pero ordenó que antes de que se haga público el expediente tendrá que ser revisado por el mismo Instituto.

En este sentido, el juez federal también desestimó el argumento de Lozoya que indicaba que la publicación del caso podría evidenciar cuestiones de su vida personal. Bass Herrera indicó que cuando que las personas toman sus cargos como servidores públicos también aceptan que su actuación es socialmente fiscal y de interés social.

Finalmente, el juez concordó con el INAI, sobre que el caso Odebrecht sí es de interés público debido a que se abordan presuntos actos de corrupción cometidos por funcionarios en el ejercicio de su cargo, por lo que se actualiza la excepción que contempla la ley para romper la secrecía de una carpeta de investigación a cambio de un beneficio social mayor.

La FGR también quiere evitar que se haga público el caso Odebrecht

El pasado 29 de agosto, la FGR promovió un recurso de revisión en contra de la sentencia emitida por el juez Bass Herrera, lo que deriva en que un tribunal colegiado tenga que revisar el veredicto para determinar si se modifica o queda igual: esto genera que la carpeta de investigación del caso Odebrecht aún no pueda hacerse pública.

Esto se suma a las otras dos demandas de amparo que la Fiscalía mantiene sobre este caso: la primera fue puesta en octubre de 2018 y es llevada en el Juzgado Tercero de Distrito y está próxima a que llegue su resolución.

Mientras que la segunda demanda de amparo se lleva ante el Juzgado Noveno de Distrito, y fue levantada por la actual administración de la FGR, quien busca evitar otra resolución que emitió el INAI para abrir el caso Odebrecht, que fue promovido por el diario digital Animal Político.

La investigación del caso Odebrecht inició desde enero de 2017, luego de que la apoderada legal de Pemex levantara una denuncia, por presuntos sobornos que la constructora brasileña les pagó a diversos funcionarios mexicanos, entre los que destaca Emilio Lozoya.

Sin embargo, después de dos años y medio las indagatorias aún no concluyen y Lozoya Austin permanece prófugo de la justicia, además de que el ex director de Pemex también ha promovido una demanda de amparo en contra de la orden de aprensión que la FGR mantiene en su contra.

Lee la investigación completa en Animal Político