Corren a jefe de seguridad que descubrió red de huachicoleo en Pemex

- Por

La lucha contra el huachicoleo ha cobrado víctimas colaterales, aquellas personas que en cumplimiento de su deber, fueron afectadas por los grupos de poder dentro de Petróleos Mexicanos (Pemex), tal es el caso de Jesús David Reyes, que por denunciar una red de robo de combustible dentro de la refinería de Tula, Hidalgo, fue despedido.

“Por hacer mi trabajo, apegado a la normatividad y protección del patrimonio e intereses de Pemex fui injustamente rescindido”, señala el afectado.

Reyes demanda su reinstalación como especialista técnico “D” a Pemex, a Pemex Refinación y a Pemex Transformación Industrial, ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) de la Ciudad de México.

Los hechos que originaron su eventual despido comenzaron el 19 de diciembre de 2018, cuando le reportaron la extracción ilegal de diésel al interior de la refinería, actividad en la que estaban involucrados vigilantes y supervisores de la sección 35 del Sindicato de Trabajadores de la República Mexicana (STPRM).

Jesús David resalta que, aunque estaba contratado con la categoría especialista técnico “D”, desde 2017 fue asignado temporalmente como titular de la Jefatura de Vigilancia de la Refinería Miguel Hidalgo.

Como cuenta José David Reyes, la denuncia provocó que funcionarios de Pemex y de la sección 35 del STPRM comenzaran a hostigarlo. Lo han acusado de maltrato e incluso ha recibido amenazas de muerte.

Lo acusan de no decir la verdad

Su caso se conoció en las oficinas centrales de Pemex, pero en otro sentido, ya que en el acta administrativa que se levantó, se indicó que José David Reyes no había podido demostrar la supuesta responsabilidad de los trabajadores sindicalizados en la extracción ilegal de diésel de la refinería.

El 16 de enero de 2019, le notificaron la rescisión de su contrato individual de trabajo. Lo acusaron de haber incurrido de falta de probidad y honradez, según lo establecido en la cláusula 24 del contrato colectivo de trabajo, pese a que no estaba catalogado como sindicalizado, sino de confianza.

El pasado 2 de mayo, en una audiencia de conciliación, el jurídico de Pemex no aceptó los argumentos del abogado de Reyes y además, defendió los motivos de su recisión de contrato.

Luego de cuatro meses de haber sido notificado de su despido, Reyes espera que su caso se resuelva para volver a ser instalado como jefe de vigilancia.