CompraNet, información poco confiable y a punto de quedar obsoleta

- Por

A pesar de que desde su inicio CompraNet fue diseñado como un sistema digital del Gobierno Federal que permite realizar procedimientos de contrataciones públicas de manera electrónica, mixta y presencial. En la actualidad funge como una herramienta que está siendo rebasada y en riesgo de quedar obsoleta debido a que la información que se presenta en el portal no es confiable.

CompraNet fue creada desde 1996 y es una herramienta que ha sido actualizada cinco veces, sin embargo, en la actualidad se ha expuesto como un sistema poco confiable, debido a que la información es presentada con errores y con omisión de datos.

De acuerdo con Eduard Martín-Borregón, director de datos, periodismo y tecnología de la Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (Poder, por sus siglas en inglés), el problema del sistema CompraNet es que “no está pensado para la rendición de cuentas sino para la licitación electrónica.”

Según Martín-Borregón, a pesar de que el Gobierno expone los procesos de licitación de manera digital, el resto del proceso se queda en papel, lo que puede derivar en que existan errores sin que ningún funcionario esté obligado a repararlo, es decir, que la plataforma sirve para ver los números grandes y tendencias: “pero cualquier detalle que encuentres o cualquier cosa que encuentres, hay que ir a verificarlo”.

Sumado a esto, el director de datos de Poder refiere esta cuestión como un problema de supervisión, ya que este trabajo no recae en la Función Pública, sino en los supervisores de cada una de las unidades de compras, de las cuales, según CompraNet, en todo el país existen 5 mil 465 que están distribuidas en 3 mil 213 instituciones federales, estatales y municipales, y en 299 supervisores en Órganos Internos de Control y Estatales de Control.

Datos poco confiables

Algunas de las fallas más recurrentes que se pueden encontrar en CompraNet, según Eduard Martín-Borregón, son los errores cometidos por los funcionarios a la hora de digitalizar los datos.

Un ejemplo de esto es la nota publicada el pasado 31 de marzo por el portal de noticias Sin Embargo, titulada “Una pluma, 7 mil pesos; un diurex, 29 mil: Presidencia dio a papelera 99 millones cuando Peña ya se iba”, la cual mostraba como datos principales que la empresa Abastecedora Aragonesa habían recibido 98 millones 809 mil pesos de la Oficina de la Presidencia, a cambio del servicio de material de oficina.

Sin embargo, días después de la publicación de la nota, la empresa contactó al portal de noticias aclarando que el contrato por licitación LPN-001-2018, que en CompraNet tiene el registro LA-002000999-E30-2018, había sido por 98 mil 809 pesos.

De acuerdo con el medio de comunicación los datos publicados en su nota que difieren con los de la empresa, fueron tomados del informe “Datos relevantes del contrato” y la base de datos 2018 de la plataforma CompraNet, los cuales no fueron rectificados desde su digitalización.

Falla en el sistema

Según Martín-Borregón, estos errores se deben, en parte, a que el sistema de introducción de datos por parte de las unidades compradoras no cuentan con ningún tipo de guía para la inserción, sumado a que es un sistema confuso de consulta, y los documentos no son digitalizados en su totalidad.

Incluso la misma Auditoría Superior de la Federación (ASF) concluyó en la Cuenta Pública de 2015 que la información registrada en CompraNet, no cumple con los criterios de integridad y confiabilidad debido a la falta de obligatoriedad en la captura de datos relevantes, la inexistencia de catálogos e información homologada, los errores de la información y las salvedades en el registro de información de adquisiciones entre entidades.

Mientras que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) señala que los gastos en contrataciones públicas de México en 2015 equivalió al 21% del gasto del Gobierno Federal y al 5% de su Producto Interno Bruto (PIB).

Asimismo, en el “Informe de Seguimiento sobre la Reforma de CompraNet en México” de la OCDE, se estima que los sistemas electrónicos de contratación pública pueden reducir los costos de transacción en un 12% y podrían reducir los precios pagados por los gobiernos debido a los efectos que general para la competencia en los mercados, derivado en ahorros de entre 5% y 25%.

Actualmente, CompraNet es un sistema a cargo de la Unidad de Política de Contrataciones Públicas (UPCP) de la Secretaría de la Función Pública (SFP), pero se encuentra en un proceso de transición con el que se busca que sea manejado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Lee la investigación completa en, Sin Embargo