A un mes de irse, Peña Nieto está “por iniciar” 21 obras

- Por

A tan solo 34 días para el fin del sexenio de Enrique Peña Nieto, el todavía presidente no pudo cumplir aquello de iniciar una nueva etapa en las comunicaciones e infraestructura del país. Resalta que por señalamientos de conflicto de interés, supuesta corrupción y recortes al gasto público se cancelaron siete obras y 21 más siguen en un estado “por iniciar” –con cero o 2 por ciento de avance físico–, cuando falta poco más de un mes para concluir el sexenio.

La plataforma “Sigue la obra pública”, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) destaca 147 proyectos terminados y 91 en proceso, aunque destacan siete obras canceladas:
• El tren México-Querétaro;
• El tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo.
• La Aviación del Aeropuerto de Hidalgo.
• La ampliación de la Autopista Toluca-Atlacomulco, Estado de México.
• La instalación para concretado de cobre en Topolobambo, Sinaloa.
• La Terminal de Usos Múltiples en Tampico.
• El aeropuerto de carga en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

La SCT también indica que hay 91 obras en proceso, hay 21 pospuestas: la extensión de la línea A del Metro de Chalco a La Paz, en el Estado de México (iniciaría en mayo 2017 con 11 mil 600 mdp); la ampliación del edificio terminal del Aeropuerto de Toluca (enero de 2016 con 170 mdp), el túnel de acceso rápido a Acapulco (enero 2016 con 2 mil 300 mdp), el Viaducto Indios Verdes (septiembre 2016 con 4 mil 384 mdp) y la red ferroviaria Aguascalientes-Guadalajara (septiembre 2014 con mil 427 mdp).

Especialistas destacaron que la cancelación y retraso de las obras tiene que ver con la falta de planeación, las condiciones adecuadas de las zonas donde se hacen las obras, el tema social y la falta de logística. También señalan, en la falta de planificación, la nula información e integración de los pobladores en las obras proyectadas, al mismo tiempo que se gastaron recursos sin evaluar antes las condiciones y las formas de inversión.

“Hay regiones desarrolladas y otras que padecen aún rezagos importantes. Para cerrar esta brecha e impulsar el crecimiento económico y la competitividad, vamos a dar un impulso decisivo a la infraestructura”, afirmó Peña Nieto el primero de diciembre de 2012 frente a legisladores, gobernadores, embajadores, jefes de Estado, organizaciones civiles y sindicales, rectores de universidades, entre otras figuras.

El Programa Nacional de Infraestructura y Transporte 2012-2018, responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes encabezada por Gerardo Ruiz Esparza, prometía infraestructura carretera, ferroviaria y de puertos del país, quien también dijo ante el Congreso que a pesar de la reducción en los presupuestos anuales por la baja en el precio del petróleo, “el Gobierno cumple con las obras comprometidas en el Programa Nacional de Infraestructura”.

Más dudas
Con un plan que implicaba 155 mil millones de pesos para 19 proyectos ferroviarios, entre ellos, el tren México-Querétaro (cancelado), el tren Transpeninsular Yucatán-Quintana Roo (cancelado) y el tren México-Toluca (atrasado), la infraestructura ferroviaria durante el sexenio de Peña no cumplió con lo prometido.

La cancelación del tren México-Querétaro se dio en medio de las sospechas de conflicto de interés alrededor de la casa blanca presidencial, cuyo propietario, Juan Armando Hinojosa de Grupo Higa, fue uno de los ganadores de la licitación junto con el consorcio China Railway Construction.

De sus proyectos ferroviarios, la Línea 3 del Tren Ligero de Guadalajara, con una inversión por 25 mil millones de pesos, es el único que estará listo en octubre con todas las instalaciones (trenes, viaducto, túnel, centro de control, 18 estaciones) y talleres plenamente equipados, anunció la SCT.


Etiquetas: