Proponen aprobar la muerte civil para políticos corruptos en México

- Por

El castigo a políticos corruptos tendría un giro drástico durante la nueva legislatura. Si bien el gobierno de Morena ya ha prometido atacar a la corrupción con todas las fuerzas posibles y en todos los rangos de la política mexicana, hay propuestas desde otros partidos políticos para ser cada vez más puntual en el castigo a políticos, funcionarios y empresarios corruptos.

Con la tendencia de iniciativas que no serían aprobadas con el actual gobierno de Enrique Peña, partidos como Movimiento Ciudadano proponen elevar el castigo de funcionarios corruptos con la polémica “muerte civil”. Esta medida se ha popularizado en varias naciones de Sudamérica como Argentina, Panamá, Bolivia, entre otras. Consiste básicamente en negar todo derecho político a los funcionarios que se compruebe actuaron en actos de corrupción.

El castigo es letal para un político en México e incluye básicamente un exilio total de la vida política tradicional. Se elimina toda posibilidad de acceder a una candidatura y participar en elecciones, tampoco se pondrá tener un cargo público en ninguna instancia del gobierno mexicano. Con esto, se eliminarían prácticas que han permitido a personajes con antecedentes de corrupción reelegirse y acceder a fuero.

La iniciativa fue presentada por senadores naranjas y aseguran que para llevarla a cabo es necesario generar una serie de reformas y modificaciones al código penal federal. Esta sería una decisión compleja en México, ya que requiere modificaciones profundas a la forma en la que se imparte justicia en el país, además de que tendría una fuerte repercusión entre la clase política. Por el lado de la ciudadanía, la iniciativa resulta bastante popular.

La práctica de la muerte civil tiene antecedentes en la antigua Grecia y ha evolucionado hasta formar parte del marco legal de varias constituciones del mundo. Actualmente, la muerte civil es una sentencia definitiva para la vida política y social de un acusado, ya que básicamente es una forma de exilio general de su entorno de vida. Esta iniciativa de Movimiento Ciudadano pretende de verdad castigar a los políticos corruptos.

El tema surge en México curiosamente el día en que el periódico Reforma ha dado a conocer desvíos millonarios en efectivo por parte de la priísta Rosario Robles como parte clave del gabinete de Enrique Peña Nieto. La encargada de la Sedesol y ahora la Sedatu ha sido acusada de operar millones de pesos de recursos públicos a través de empresas fantasma. Con la aplicación de la muerte civil, un proceso que llevara a Robles ante los juzgados y una condena, terminarían por aniquilar su vida política.

Pero este castigo no sería solamente aplicable a los políticos corruptos, también podría aplicarse a particulares y empresarios que se les hayan comprobado acciones de corrupción. Con esto, estarían automáticamente vetados de participar en toda licitación, concurso o todo lo relacionado con contratos con el gobierno mexicano. Esta medida, aunque más permisiva que la de los políticos, pondría en jaque la actividad empresarial de los acusados y perjudicaría severamente su imagen pública.