Pemex vendió un negocio que hubiera triplicado sus ganancias en 25 años

- Por

El año pasado, Petróleos Mexicanos (Pemex) vendió en tres mil millones de pesos sus acciones en una empresa que operaba el gasoducto Los Ramones II, en el norte del país. Pemex argumentó que este negocio ya no era compatible con su modelo el cual está enfocado a la transformación y producción de hidrocarburos.

Sin embargo, según un estudio de valuación este negocio era rentable ya que en 2026 hubiera obtenido los tres mil millones en que vendió su participación y en 25 años hubiera triplicado esa cantidad. En teoría, el dinero que obtuvo se debió utilizar para inversiones que generaran mayor rentabilidad, pero hasta la fecha no se sabe en qué se ocuparon.

Esta información se reportó en el informe de la Cuenta Pública 2017 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en donde se examinó cómo fue que Pemex se deshizo de su participación accionaria de la empresa Ductos y Energéticos del Norte (DEN), informó Animal Político.

El gasoducto Los Ramones II transporta gas desde la frontera hasta el centro del país, la mitad de esta operación la realizaba Pemex Transformación Industrial junto con DEN y una empresa llamada IENOVA. Pero en octubre del 2017, Pemex firmó un contrato para cederle toda su participación en estas operaciones por un pago de 258.4 millones de dólares.

Los auditores concluyeron que no había ilegalidad en esta venta, ya que toda la documentación estaba en orden e incluso habían recibido el visto bueno de la Comisión Federal de Competencia (Cofece). Sin embargo, no era conveniente realizar este negocio ya que Pemex podría haber recibido mucho más dinero del que obtuvo.

No se sabe en qué se utilizó el dinero

Las utilidades por el negocio que habría recibido en el 2026 serían equivalentes a lo que le pagaron y para 2042 se habrían multiplicado a 750 millones de dólares, el triple de lo que recibió. Según la auditoría: “los recursos que Pemex obtuvo de la desinversión se podrían haber recuperado en un periodo de 10 años, 4 meses; sin dejar de considerar que Ductos y Energéticos del Norte, S. de R.L. de C.V. era una empresa rentable y en crecimiento”.

Sin embargo, lo que más preocupa a los auditores es que se desconoce qué sucedió o cómo se utilizaron los tres mil millones de pesos recibidos por salirse del gasoducto. Según documentos del Consejo de Administración de Pemex este dinero se utilizaría para realizar inversiones estratégicas con mejor rentabilidad.

https://twitter.com/arturoangel20/status/1014917467255304194

Hasta el momento no hay pruebas documentales de que efectivamente el dinero se haya ocupado para inversiones u operaciones relacionadas a la compra de acciones. Se concluyó que no hay acreditación de que dichos recursos se destinaran a negocios más rentables.

Antes de que se promueva alguna sanción por parte del ASF, Pemex todavía tendrá un tiempo para darles la información donde se muestre de qué manera se utilizaron estos recursos.

Con información de Animal Político.