X

Consejo Mexicano de Negocios genera empleos, pero muchos mal pagados y sin prestaciones

La Silla Rota

El pasado jueves 3 de abril, el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) publicó un desplegado en prensa contra Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena a la presidencia, donde rechazaba categóricamente sus expresiones “injuriosas y calumniosas”. Para Miguel Santiago Reyes Hernández, director del Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana, el desplegado fue “pura propaganda”. El investigador dijo a Proceso que la advertencia de los empresarios parte de un mito que el propio CMN ha creado para que nadie los confronte ya que ellos son “generadores de empleos”.

Reyes Hernández señaló que “si algo cuestionan los grandes empresarios es la demagogia, las falsas promesas, pero aquí hay una clara manipulación de cifras”. En un informe reciente se mostró que los empresarios violan la ley, ya que sólo pagan prestaciones al 80 por ciento de sus empleados y solo el 60 por ciento tiene un poco más que lo mínimo, como bonos.

El club de empresas de más de 500 trabajadores genera 1.4 de cada 10 empleos, es decir, 14 por ciento de los 38 millones de asalariados en el país. Sin embargo, la mayoría de estos no son altos puestos. Al 20 por ciento de los trabajadores no se les paga aguinaldo ni vacaciones, ni cotizan para el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit). Estas son las tres prestaciones mínimas que establece la Ley Federal del Trabajo.

5.2 por ciento no tiene ninguna prestación y 14.8 por ciento solo tiene una de las tres prestaciones que cualquier empresa debe dar en el país. El investigador señaló que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el Instituto Mexicano del Seguro Social no se hacen responsables de que se cumplan con las leyes.

Desigualdad en sueldos

En el 2017, el Informe del Observatorio de Salarios reveló que 68 por ciento de los trabajadores de las empresas del CMN no alcanza el salario mínimo constitucional, para que las personas vivan dignamente, se estableció que debían ser 683 pesos diarios.

Además, las condiciones de desigualdad son indignantes, los accionistas de una empresa minera ganan en promedio 13 millones de pesos al mes. Mientras que el salario promedio es de 25 mil pesos a sus trabajadores, esto solo a los gerentes, porque los empleados ganan mucho menos.

El problema es peor para los jóvenes ya que se alega falta de experiencia para pagarles menos y darles menos prestaciones. Este sector muestra los porcentajes más altos de empleos sin contrato (28 por ciento), jornadas laborales mayores a ocho horas (23 por ciento), sin seguridad social (21 por ciento) y sin salario digno (72 por ciento).

Un ejemplo es Cinépolis donde se contrata a empleados generales que se desempeñan en cualquier área ya sea limpieza, cocina, atención al cliente o proyección. El sueldo es de 28.47 pesos la hora por lo que pueden llegar hasta los 2 mil 500 pesos al mes. Los turnos son de ocho horas con sólo un día de descanso a la semana.

Marco Águila Medina, experto en salario industrial en México del siglo XX, dijo a Proceso que el nivel adquisitivo actual está por debajo de lo que ganaban los mexicanos en los años 70. El pasado 1 de diciembre se aumentó el salario mínimo por lo que pasó a 88.36 pesos diarios. Expertos consideraron este incremento como “una limosna”. 

Reyes Hernández concluyó que “los empresarios tienen posibilidades de ejercer cierta presión y lo pueden hacer, por ejemplo, desde sus mismos empleados. Eso se ha demostrado. No es que estés en contra de los empresarios, sino de la manera en que ellos han hecho su riqueza y han crecido“.

Con información de Proceso.