X

Cancelar NAICM sería catástrofe dice Canacero, pero AMLO tiene un cómic para explicarlo todo

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) se ha pronunciado en contra de las aspiraciones de Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia por parte de Morena y su coalición “Juntos Haremos Historia”, de trasladar los actuales trabajos para el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM) a Santa Lucía, que califica de catastróficas.

El titular de la Cámara, Sergio Allard, expuso en entrevista para la televisión que, de no continuar con los actuales trabajos, y de no consolidar el proyecto, la competitividad de la industria en México se desplomaría hasta ser casi nula. “No es un tema político”, dijo, “es un tema de industria. Si no se construye el NAICM se afectará, además de la competitividad industrial, al turismo”.

Allard sostuvo durante entrevista que la opción que plantea el tabasqueño es inviable, ya que el espacio en Santa Lucía es reducido y no habría espacio suficiente para la operatividad aérea: “el NAICM se tiene que terminar, no importa cuándo, pero tiene que quedar bien”, sentenció Allard.

No es la primera vez que anuncian grandes catástrofes por la posible cancelación del proyecto; en marzo pasado, el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, dijo que no construir el Aeropuerto sería como renunciar al 3.3% de todo el Producto Interno Bruto. Puntualizó en aquel momento que en la construcción hay 300 empresas mexicanas ya trabajando, y una obra comprometida de 150,000 millones de pesos.

Sin embargo, la expedición de esos contratos y esa obra comprometida ha estado rodeada de cierto grado de opacidad: desde noviembre de 2017, la Auditoría Superior de la Federación demandó que no había ninguna dependencia o entidad jurídica del gobierno federal que estuviera llevando un registro claro de las erogaciones realizadas para el proyecto. Dictó que había por lo menos $22 millones de pesos cuyo destino no estaba claro.

Ese es precisamente uno de los argumentos de López Obrador para justificar el traslado de las obras a Santa Lucía. En el cómic Un aeropuerto que no debe aterrizar, el tabasqueño sostiene que el NAICM es inviable por tres razones fundamentales, uno: se encuentra en el corazón de lo que fue el río de Texcoco, por lo que se encuentra en una zona fangosa, cuyo suelo se hunde al menos dos metros por año; dos: el proyecto está ya rodeado de casos de corrupción, como el sobrecosto de la barda perimetral; y tres, terminarlo significaría destruir el actual aeropuerto Benito Juárez y el de Santa Lucía, que tienen un costo patrimonial de 85,000 millones de pesos.

El cómic ironiza incluso la inversión que diferentes afores han realizado a la obra; inversión que alcanza los 13,500 millones de pesos, en una obra que tendría un costo altísimo en el largo plazo, y que además es destructiva para la flora, la fauna; y las comunidades que viven en el lugar.

La propuesta del tabasqueño, que ilustra con humor en el comic, es la de formar un Sistema Aeroportuario del Valle de México, compuesto por los aeropuertos de Benito Juárez y Santa Lucía, que, por otro lado, han convivido durante décadas por su cercanía. Para Obrador, la construcción de dicho proyecto sería un ahorro de 140,000 millones de pesos, y el aprovechamiento de la infraestructura existente.

Además, promete respetar los bonos ya emitidos en el proyecto, dar certidumbre a los contratos ya firmados, y acordar con las partes involucradas, aunque lo ya construido se deba trasladar a Santa Lucía. El comic cierra con una comparativa contundente de las dos posturas.