Desvía Sedesol 540 MDP durante la administración de Rosario Robles y José Antonio Meade

- Por

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) presentó nuevas denuncias sobre el mal manejo de 540 millones de pesos por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). Los recursos se entregaron a tres universidades públicas, realizando el mismo proceso de desvío de recursos que se ha mostrado en La Estafa Maestra. Esto es a través de convenios con universidades que a su vez contrataban a terceros, a los cuales se les pagó menores cantidades de lo que recibieron dichas instituciones sin demostrar dónde quedó el dinero restante. Los contratos son del año 2015, durante la administración de Rosario Robles y José Antonio Meade. 

En este caso, Sedesol firmó contratos con la Universidad Intercultural del Estado de México, la Universidad Politécnica de Chiapas y la Universidad Tecnológica Nezahualcóyotl, señaló Animal PolíticoCon estos casos ya son 19 las averiguaciones que la Procuraduría investiga por fraude, hasta el momento ninguna ha sido resuelta.

Desvío y estafa con las universidades

La Sedesol le dio 124 millones de pesos a la Universidad Intercultural del Estado de México para la aplicación de Cuestionarios Únicos de Información Socioeconómica (CUIS) en zonas rurales y semiurbanas, para localizar a personas con pobreza extrema alimentaria en todos los estados de la República.

Al investigar, los auditores encontraron que Sedesol nunca realizó cotizaciones con otras universidades para escoger a la Intercultural del Estado de México. Posteriormente, se descubrió que dicha universidad contrató a dos empresas externas para realizar estos servicios.

La universidad pagó a una de estas empresas 61.2 millones de pesos y no hay rastro de los otros 62.8 millones de pesos restantes. Según información de Animal Político, cuando se cuestionó a la Secretaría de Desarrollo Social, contestaron que “no es posible pronunciarse respecto a la subcontratación realizada por la UIEM debido a que corresponden a hechos ajenos a su control”.

Mientras tanto, a la Universidad Politécnica de Chiapas se le entregaron 400 millones de pesos, para realizar la supervisión, control y mejora de los comedores comunitarios del Estado de México. Firmaron dos convenios cada uno de 200 millones de pesos. Estos contratos abarcaron el periodo tanto de Rosario Robles como de José Antonio Meade.

Cuando los auditores pidieron los comprobantes de los servicios realizados, Sedesol se desentendió y negaron haber firmado esos convenios. En la denuncia, los auditores señalaron que: “La respuesta de la Sedesol respecto del desconocimiento de las operaciones con la UPCH no es con congruente con la evidencia documental existente en sus archivos como lo son los convenios firmados con la UPCH y el pago de 400,000 miles de pesos que realizó a dicha universidad.”

Asimismo, la universidad subcontrató a una empresa para realizar este servicio y solo le pagaron 278.4 millones de pesos, no se sabe dónde está el resto del dinero. Se presume que el fraude al erario asciende los 121.6 millones de pesos.

A la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl se le dieron más de 15 millones de pesos para para proyectos vinculados con la Cruzada Nacional contra el Hambre. Sedesol no tiene ningún documento que compruebe que cumplió con algún objetivo del convenio.

Cuando se le pidió a la universidad la comprobación solo entregaron documentos donde aseguran que realizaron 5 mil asambleas de seguimiento. Los auditores encontraron múltiples incongruencias y ninguna evidencia real que documente lo que se realizó.

La auditoría concluye que en este caso hay un daño al erario que asciende los 15 millones 658 mil pesos.

Lee la investigación completa en Animal Político.