Maciel y sus legionarios de Cristo operaron durante años en paraísos fiscales: Paradise Papers

Un nuevo escándalo rodea a los legionarios de Cristo, la organización pederasta dirigida por el mexicano Marcial Maciel. Mientras esta congregación católica se fortalecía en los años noventa, gracias a sus fuertes vínculos con el Vaticano y el gobierno mexicano, una empresa fantasma se creaba para que los legionarios no pagaran millones de pesos en impuestos.

El propio Maciel, quien murió entre graves acusaciones por violación a menores de edad, creó una asociación llamada International Volunteer Services. Con el amparo del despacho protagonista de los Paradise Papers, Appleby, el clérigo mexicano desvío millones de pesos en las islas Bermudas. Y es que en este país las sociedades como esta pagan un total de 0% de impuestos, además de estar exentas de fideicomisos.

Los datos que ligan a la Legión de Cristo con la evasión de impuestos en el caribe datan de 1994. En esas épocas, los legionarios vivían con el apoyo total por parte del Papa Juan Pablo II y estaban en constante expansión de sus centros educativos por todo México. Es por esto que Maciel, varios sacerdotes y rectores universitarios de los centros religiosos lograron operar durante años una red de evasión fiscal que apenas se ha dado a conocer.

Los Paradise Papers son cerca de 13.4 millones de documentos que evidencian cómo es que cientas de empresas alrededor del mundo crearon sociedades fantasmas en el caribe americano para no pagar impuestos en las naciones donde operaban. El escándalo ha incluído a deportistas, empresarios, políticos, presidentes y hasta la reina de Inglaterra. En el caso de los legionarios de Cristo, el dinero que se ahorraron les sirvió para expandir sus planteles al extranjero.

Justo después de creada esta sociedad offshore entre el sacerdote michoacano y Appleby, la Legión de Cristo pudo abrir planteles educativos privados en países como España e Italia, más específicamente en la ciudad de Roma, el corazón del poder católico en el mundo. Durante estos mismos años, el Papa Juan Pablo II dotó de un cargo importante a Maciel dentro de su mandato en el Vaticano. Lo que le daría a Maciel toda libertad para expandir su grupo.

Los nombres de los legionarios ligados a estos paraísos fiscales son el padre Jesús Quirce Andrés, vicepresidente de la red Anáhuac; Charles Sikorsky, presidente del Institute for the Psychological Science. Cristian Nazer, rector de la Universidad Finis Terrae en Chile; Javier Vargas Díez-Barroso, ex rector de la Anáhuac del sur y Mario Olivieri Sangiacomo, directivo de la UNID. Todos ellos personas cercanas a la figura millonaria de Maciel, y de suma confianza para poder administrar los recursos de su Legión.

Cuando el Papa Juan Pablo II murió, la amistad de los legionarios con Vaticano terminó. El Papa Benedicto XVI ordenó una investigación financiera a este grupo educativo nacido en México y al poco tiempo se ordenó la renuncia inmediata de Maciel en la vida eclesiástica, gracias a cientos de denuncias de abuso sexual.

El 2013, cinco años después de que Marcial Maciel muriera, se ordenó desde Roma la desaparición de la sociedad International Volunteer Services. Sin embargo, esto no ha detenido que los legionarios continúen generando cerca de 600 millones de dólares anuales alrededor del mundo, sobre todo por sus centros universitarios.

El tentáculo de corrupción de Maciel y los Paradise Papers ha alcanzado también al político conservador y expresidente de México, Felipe Calderón. Uno de sus allegados, Rafael Couttolenc, exdirector del Servicio Postal Mexicano durante su mandato, es mencionado como beneficiario de esta sociedad fantasma, gracias al grupo Regnum Christi, que financió a la Legión.

Otro de los conservadores involucrados en esta trama es el polémico Luis Garza Medina. Conocido siempre como un hombre cercano a las finanzas de Maciel, Garza era conocido como el cerebro financiero de los legionarios en México. Abrió, incluso, fondos de la organización católica en Europa con montos que rebasaban los 40 millones de dólares. También está acusado de pedofilía en los años noventa.

Dentro de los Paradise Papers destacan nombres de sacerdotes irlandeses, chilenos, mexicanos, estadounidenses y franceses, todos relacionados con la evasión de impuestos de la Legión de Cristo alrededor del mundo. Y es que no solo se les han relacionado con empresas fantasma en el caribe, también hay indicios de que los legionarios de Cristo lavaban dinero en al menos otras seis naciones de América y Europa.

Mira toda la información en esta nota de MCCI.

Discusión