El narco continúa lanzándose contra bares llenos de civiles

- Por

Nuevos ataques armados contra bares se registraron la noche de ayer viernes, en las ciudades de Irapuato, Guanajuato y Acapulco, Guerrero, respectivamente, dejando un saldo total de al menos cinco personas muertas y cinco heridas.

Los ataques a dichos establecimientos se dan a tan sólo cuatros días de las agresiones que se registraron en el bar Caballo Blanco de Coatzacoalcos, Veracruz, que dejó a 29 personas sin vida.

Ataque al bar de Irapuato

De acuerdo con reportes de medios locales, alrededor de las 23 horas del viernes, varios sujetos armados arribaron al bar El Unicornio, que se encuentra ubicado en la avenida Calzada de Guadalupe, en la Colonia Los Girasoles; a tan sólo unas cuadras de la Fiscalía Regional y la base de Seguridad Pública Municipal, así como de la XII Regio Militar.

Sin embargo, esto no fue impedimento para que el comando atacara con armas de fuego el exterior e interior del inmueble.

Según el informe de las autoridades, a las afueras del bar murieron 3 personas por impacto de bala, mientras que otras 2 que se encontraba adentro resultaron heridas y su estado se salud se reporta como crítico.

Al momento que la policía llegó al Unicornio, las personas que se encontraban afuera del lugar ya no presentaban signos vitales, y los dos que resultaron heridos fueron atendidos por los paramédicos, quienes los trasladaron a un hospital

Varios ataques en bares de Acapulco

En el puerto de Acapulco se registraron dos ataques en distintos bares de la ciudad que dejó a dos personas fallecidas y a tres heridas.

El primer ataque se registró a las 14:30 de la tarde del pasado viernes en el restaurante-bar Paradise, desde donde se recibió a los números de emergencia la alerta sobre la detonación de un arma de fuego que había dejado a un hombre herido.

Pero al momento que los paramédicos de la Cruz Roja arribaron al lugar, el hombre ya había fallecido por las heridas provocadas por el arma de fuego, por lo que más tarde se registró el arribo de la Marina, Policía Estatal y Municipal.

De acuerdo con medios locales, el restaurante-bar Paradise es propiedad de los hermanos de Ernesto Rodríguez Escalona, actual titular de la Secretaría de Turismo de Guerrero.

El segundo ataque tuvo lugar a las 22:30 de la noche en el centro de Acapulco, en el bar La María.

Este hecho derivó en la movilización de marinos, policías estatales y municipales hasta la ubicación del bar, en donde encontró a un hombre sin vida y a otras tres personas heridas. Según lo reportes de las autoridades, las detonaciones de arma se produjeron desde adentro del local.

Asimismo, se dio a conocer que de las tres personas heridas: dos son mujeres que trabajan en el bar, así como un hombre que se desempeña como intendente del lugar.

Con información de Sin Embargo