Semarnat de Peña Nieto derrochó 875 millones en ropa

- Por

Durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) redujo un 63.1% el presupuesto de los 28 principales programas ambientales, mientras que cada año aumentó en un 5.4% los recursos en gastos innecesarios como en alimentos, utensilios, arrendamientos, artículos deportivos, parque vehicular, publicidad, vestuario y viáticos.

De acuerdo con una investigación del diario digital Sin Embargo, en los informes anuales de la Cuenta Pública de la Semarnat del 2013 al 2018, se detalla que los 28 programas más destacados de la dependencia sufrieron una reducción en promedio anual del 15.8% de su presupuesto.

Esto debido a que en el 2013, la Semarnat inició con un presupuesto de 31.8 mil millones de pesos para los programas ambientales más importantes, pero al 2018 terminaron asignándoles recursos por 11.7 mil millones de pesos.

Antes de esta reducción los 28 programas ocupaban el 63.1% de todos los recursos usados por la dependencia federal, pero en el último año de dicha administración ocuparon el 26.9%.

Gatos incensarios

Según la iniciativa de la Ley de Austeridad Republicana del Congreso de la Unión, durante la administración federal pasada hubo en general gatos en bienes y servicios suntuosos como la contratación de seguros médicos particular, automóviles nuevos, camionetas blindadas, choferes, guardaespaldas, viajes en helicópteros, aviones privados, comidas y bebidas.

Un tema que para la Semarnat no fue ajeno, debido a que se hizo la erogación de al menos 2.3 millones de pesos para el mantenimiento de una camioneta blindada, así como la inversión de 539 millones de pesos en alimentos, vales de despensa y viáticos que fueron entregados a funcionarios públicos.

Otros datos de la Cuenta Pública demuestran una erogación de 4.7 mil millones pesos en arrendamientos de bienes, inmuebles y vehículos, además de que 3.3 mil millones de pesos fueron usados para pagar bienes y servicios para un parque vehicular.

Asimismo, 2.6 mil millones de pesos fueron invertidos en servicios de traslados y viáticos de funcionarios públicos, además de 2.4 mil millones de pesos en servicios de comunicación social y publicidad; 875.5 millones en vestuarios, prendas de protección y artículos deportivos, y 251.3 millones en alimentos y utensilios.

Sumado a esto, de los 4.5 mil millones de pesos que representaron el 32% de los gastos de la Semarnat en contrataciones públicas, el 61% fue otorgado durante todo el sexenio por medio de mil 334 contratos para empresas que recibieron convenios por adjudicación directa.

Aunado a que el 65.3% de estas contrataciones fue para servicios de propaganda, eventos oficiales, arrendamientos, parque vehicular, viáticos, vigilancia privada, artículos deportivos, entre otros.

De la política ambiental a la realidad

A pesar de que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reconoce que México a dado pasos importantes en temas de fortalecimiento de su política ambiental, éstas no se han visto reflejadas en la práctica.

En el año 2015, la misma Semarnat reconoció que los mexicanos tenían en 1961 un crédito ecológico de 2 hectáreas globales, de las cuales en 2012 se pasó a tener un déficit de 1.6 hectáreas globales, es decir, que en 50 años las necesidades de los mexicanos excedieron la biocapacidad de su territorio.

Leer la investigación completa en Sin Embargo