El SAT ya congeló varias cuentas de políticos huachicoleros

- Por

La guerra en contra del robo de energéticos en México continúa fuerte. El gobierno nacional ha estado cada día avanzando en la detección de las tomas clandestinas y las figuras de poder político que se han beneficiado con estos saqueos durante décadas. Para atacar desde otro lado que no sea el bélico o el de recortes a ductos petroleros, el sistema tributario nacional ya investiga a fondo.

Recordemos que al frente de la UIF: Unidad de Inteligencia Financiera, está Santiago Nieto, un hombre que trabajó como fiscal electoral y que fue despedido cuando iba detrás de Emilio Lozoya, un gran cercano al expresidente Enrique Peña Nieto. El ahora presidente López Obrador llamó a Santiago para que se dedicara a la captura de peces gordos a través de sus finanzas. El director de la UIF ha reportado que por huachicoleo ya se congelaron las cuentas de dos políticos y un alto mando de Pemex.

La petrolera mexicana mantiene una crisis económica desde hace años, pero los recientes ascensos en el robo de ductos (ordeñas) han afectado como nunca a la que fuera la gran petrolera del continente americano. Santiago Nieto habló esta mañana ante los medios para señalar que la guerra en contra del huachicoleo ya muestra avances desde el lado financiero. Los avances de Nieto y su unidad apuntan tanto a empresarios como políticos.

“En estos casos estamos en presencia de empresarios, pero también de servidores públicos como un exfuncionario de Pemex, un exdiputado local, un expresidente municipal relacionados con la propiedad de concesiones de venta de gasolina y la comercialización de huachicol”, comentó el hombre a cargo de Inteligencia Financiera.

-Santiago Nieto

Se sabe, aclaró, que estas personas han incrementado sus ingresos gracias al robo de combustibles. Por lo tanto, sus cuentas bancarias ya están congeladas y en una profunda investigación. Hay reportes de transacciones de más de 2 millones de dólares, en donde hay funcionarios que compran de repente autos de lujo, joyas, boletos de avión, compras de arte y otras formas de lavar el dinero del huachicoleo.

Mientras más cercanos al gobierno son los funcionarios investigados, más dinero se les ha descubierto. En el caso del exalcalde al que se investiga se sabe que tuvo depósitos y retiros por 386 millones de pesos; el exdiputado al cual se mantiene en observación financiera realizó transferencias hasta por 150 millones de pesos; mientras que el alto mando de la petrolera nacional ha tenido movimientos financieros hasta por 80 millones.

Si bien no hay datos precisos de quiénes son, sí se mencionó que pertenecen a zonas en donde más actividad huachicolera se registra. Pero Santiago Nieto asegura que ya son quince personas más las que tienen sus cuentas congeladas y además hay veinte personas relacionadas con estas actividades de blanqueo de recursos.

Todo apunta a que el negocio del huachicoleo está ligado con ciertas gasolineras en el país, las que han mantenido contratos con Pemex para que les surta combustible pero que curiosamente venden mucho más de lo que le compran a la petrolera mexicana. Con esto, empiezan las dudas de cómo es que consiguen el resto de la gasolina. Es justo ahí en donde se han revisado las cuentas bancarias de varios de sus propietarios.

Recordemos que desde dentro de Pemex también se investiga ya a tres funcionarios de peso, quienes se han ligado completamente al robo de combustibles. Además, todo apunta a que desde el sindicato petrolero se han generado credenciales falsas para dar accesos a información privada de la empresa, estas fueron encontradas por militares en las oficinas de Pemex.

Parece que el siguiente paso en esta guerra es la evaluación de compras y ventas en todas las gasolineras del país. Si a Pemex le compraron, supongamos, 10,000 litros, ¿cómo es posible que muchos de estos centros despachadores generen ganancias al vender 18,000? Esta es la duda que ha acercado a Santiago Nieto y al SAT con las carteras de los huachicoleros de cuello blanco. López Obrador refuerza la teoría al asegurar que estos saqueos letales para la economía de Pemex se hicieron con la bendición de sus extitulares e incluso de los expresidentes de México.

No son los únicos, ya que desde la PGR mexicana se aseguró que están 1,700 carpetas abiertas. Para la oposición a López Obrador, que exige nombres, detenidos y sentencias, parece que será justo en estas tramas en donde habrán de iniciar los castigos legales por los robos multimillonarios a una petrolera caída en desgracias desde hace décadas. La intención, prometen, es rescatarla.