El narco sobornó a Felipe Calderón y Peña Nieto: abogado de «El Chapo”

- Por

El mismo martes que la Corte Federal de Brooklin, en Nueva York, le negara abrazar a su esposa a Joaquín “El Chapo” Guzmán, el abogado del narcotraficante mexicano aseguró que el cártel de Sinaloa pagó millonarios sobornos al actual presidente de México, Enrique Peña Nieto, y a su antecesor Felipe Calderón.

El abogado Jeffrey Lichtman le aseguró al jurado que el verdadero jefe del cártel de Sinaloa es Ismael “el Mayo” Zambada, que nunca pasó un día en prisión y sigue prófugo, y que ha pagado “al actual y al anterior presidente de México… millones de dólares en sobornos”.

Jeffrey Lichtman es conocido por lograr que se declarara nulo el juicio contra John A. Gotti, hijo del capo los Gambino.

Durante años, en México, se ha dicho que los cárteles reparten grandes cantidades de dinero a las autoridades para mantener el flujo de drogas hacia Estados Unidos. Se señalan autoridades locales, pero también a altos militares. Pero todo se ha quedado ahí.

“El Chapo” Guzmán es el capo del más alto rango, en la historia, que afirma que realizó “pagos millonarios” a presidentes mexicanos. Pero también es el primero de ese nivel que es juzgado en Estados Unidos.

Respuestas inmediatas

El expresidente Felipe Calderón, no tardó en responder a los señalamientos en Twitter: “Son absolutamente falsas y temerarias las afirmaciones que se dice realizó el abogado de Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán. Ni él, ni el cártel de Sinaloa ni ningún otro realizó pagos a mi persona”, publicó Calderón.

Mientras que el vocero del Gobierno de México replicó: “El gobierno de @EPN persiguió, capturó y extraditó al criminal Joaquín Guzmán Loera. Las afirmaciones atribuidas a su abogado son completamente falsas y difamatorias”, indicó.

Detalles del caso

La fiscalía, que prepara el caso desde hace años, asegura que el imperio criminal del Chapo, con tentáculos en América, Asia y Europa, facturó unos 14 mil millones de dólares. Las autoridades nunca pudieron incautar un peso.

El Chapo se declara inocente y su defensa usa la estrategia de colocarlo como figura inferior en el cártel, que en verdad es dirigido por El Mayo, siendo Guzmán Loera un chivo expiatorio usado por el Gobierno Mexicano, pero el gobierno ha presentado montañas de evidencia: más de 300 mil páginas de documentos y al menos 117 mil grabaciones de audio, más centenares de fotos y videos.

Ante ello, la defensa de El Chapo ha atacado los supuestos testigos diciendo al jurado que son criminales cuya palabra vale poco y que han sobornado a la DEA (la agencia antidrogas de EE UU), asesinado a jueces y otras autoridades. «Es gente que miente desde que empezó a andar”, dijo uno de letrados, que pidió a los jurados escuchar y mantener una mente abierta porque la Fiscalía todavía debe comprobar que Guzmán es culpable.