60% de las lenguas indígenas en México podrían desaparecer

- Por

México es un país que se enorgullece de su diversidad lingüística, al menos 68 lenguas diferentes son habladas en el país, un número difícilmente equiparable en el mundo. Sin embargo, una gran parte de estas lenguas están en riesgo de desaparecer, aproximadamente el 60% de ellas.

Un grupo reducido y en peligro.

Esta información fue dada a conocer días antes de la celebración del Día Internacional de la Lengua Materna, el próximo 21 de febrero por la Secretaría de Cultura. La dependencia citó información del Instituto Nacional de Estadítica y Geografía (INEGI) que menciona que hay aproximadamente 7.4 millones de hablantes de alguna lengua indígena en el país.

La información presenta algunas características de este grupo: 6 millones son bilingües y 810 mil, monolingües. Los estados que concentran la mayor cantidad de hablantes son Oaxaca, Yucatán, Chiapas, Quintana Roo, Guerrero, Hidalgo, Campeche, Puebla, San Luís Potosí y Veracruz. 51.3% de estas personas, son mujeres y 48.7% son hombres.

Las lenguas más habladas en el país son el náhuatl con 1 millón 725 mil hablantes; el maya, con 859 mil; el tzeltal con 556 mil; el mixteco con 517 mil; el tzotzil con 487 mil; el zapoteco con 479 mil; el otomí con 307 mil y los totonaco, chol y mazateco con más de 200 mil hablantes.

La pequeña gran diversidad.

Adicional al Día Internacional de la Lengua Materna, proclamado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1999, el 2019 fue seleccionado por la ONU como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, a fin de sensibilizar a la sociedad para su reconocimiento, aprecio y valorización en su aporte a la diversidad cultural y lingüística mundial.

La encuesta del INEGI revela que en total hay 25 millones de personas en el país que se definen a sí mismos como indígenas, más sólo 7.4 millones de ellos (6.5% de la población del país), habla alguna lengua indígena.

Las lenguas que presentan el mayor riesgo de desaparecer en el futuro son las siguientes: ku’ahl y kiliwa del estado de Baja California; el awakateko de Campeche; el mocho’ de Chiapas; el ayapaneco de Tabasco; el ixil nebajeño y kaqchikel de Quintana Roo; el zapoteco de Mixetepec; y el ixcateco y zapoteco de San Felipe Tejalápam en el estado de Oaxaca.