Diez años de muerte política y multa de 210 millones al vocero de Rosario Robles

- Por

Parece ser que la justicia mexicana tiene a Rosario Robles y su equipo como principal reto inmediato. Después de meses de investigación, parece ser que la secretaría de la Función Pública ha encontrado elementos suficientes para iniciar procesos en contra de Robles y su vocero, Gustavo Rodríguez González. En una medida sorpresiva, el vocero de la priísta ha sido condenado a diez años de castigo sin poder ejercer cargos públicos.

Con esto, se dan por iniciados los castigos sobre los desvíos millonarios que se han encontrado en la secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Sedatu, ambas dependencias a cargo de Rosario Robles. La priísta ha salido a negarlo todo, pero la información es tan contundente que su encargado de comunicación no solamente ha sido castigado con muerte política durante una década, también habrá de pagar una multa récord por más de 210 millones de pesos.

A Rosario Robles no le bastó con la actitud de su vocero en la Sedesol y lo ratificó como director de comunicación social a su llegada a la Sedatu. Recordemos que a pesar de los escándalos de Robles y las evidencias de cómo operaron los desvíos conocidos como La Estafa Maestra, el presidente Enrique Peña premió a su secretaria consentida con otro cargo en donde también se le han encontrado conductos irregulares con dinero público.

La principal evidencia en contra de Gustavo Rodríguez es la designación de pagos a una empresa de radio y televisión hidalguense. Aunque no se sabe la cifra exacta de los montos que el vocero de Robles entregó a RTH: Radio y Televisión de Hidalgo, la cantidad de la multa puede darnos indicios de que las sumas entregadas a la televisora fueron millonarias.

El problema es que Gustavo no cuenta con documentos que demuestren la prestación de estos servicios. Por lo tanto, no hay registro de que se hayan prestado los servicios y tampoco se sabe bien qué se hizo con las sumas de dinero entregado al canal hidalguense. Con esto, el vocero de Robles ha sido acusado de presuntos desvíos de recursos de la Sedesol, cuando esta secretaría era liderara por Rosario Robles.

Las noches se han tornado difíciles para la mujer protegida por el presidente. Rosario Robles ha intentado negar todo tipo de acusaciones en su contra y ha sido llamada a comparecer al senado nacional en unas semanas. Para defenderse, la priísta ya analiza contratar al abogado estrella del PRI, quien mantiene aún en libertad a Emilio Lozoya, otro favorito del presidente Peña.

Y es que parece ser que este castigo en contra de su vocero es solamente el inicio de muchas más sanciones en contra de personal de la Sedesol en tiempos de Robles. Hace unos días se encontró un vínculo entre el desvío de recursos de las empresas fantasma de Javier Duarte y la actividad de Rosario Robles como secretaria de la Sedatu. Se sabe de al menos cinco empresas irregulares, sin domicilio fiscal o actividades comprobables, que participaron en operaciones de ambos priístas. Como era de esperar, Robles negó absolutamente todo.

El dinero que el vocero de Robles debió entregar a la televisora hidalguense era parte del programa federal Cruzada contra el Hambre, pero hasta el momento no hay documentos que comprueben que se realizó el acuerdo y tampoco se sabe del dinero público involucrado. Como buen discípulo de Robles, Gustavo Rodríguez ha negado toda ilegalidad en los pagos y asegura contar con los documentos que habrán de salvarlo.