Peña Nieto pasa a la historia dejando una megadeuda de 10 billones a AMLO

- Por

Cada mexicano tendría que pagar 18 mil pesos para que México no sea uno de los países más endeudados del continente americano. Durante cada sexenio, a partir de la primera mitad de los años noventas, los presidentes no han hecho más que incrementar el adeudo. Para el primero de diciembre de este año, López Obrador heredará la deuda más grande de la que se tiene registro en el México moderno.

Pero el adeudo se arrastra desde hace décadas. Los gobiernos federales de nuestro país han tenido la costumbre de heredar una deuda, pedir grandes préstamos para incrementarla y dejarle el problema al siguiente presidente. Esta costumbre se ha ido acumulando, al punto de que las cuatro últimas presidencias abusaron de la tradición de endeudamiento. La suma es de 9.9 billones de pesos. Liquidarla en seis años resulta imposible.

La cifra equivale a más del 42% del producto interno bruto, por lo que parece ser que la mejor acción del tabasqueño será no acrecentar el adeudo internacional. México le debe a todo organismo internacional de financiamiento, bancos locales e internacionales, entre otros. Si se quiere señalar a alguien de mantener una deuda de casi 10 billones de pesos, se puede ver el derroche de dinero de Enrique Peña Nieto.

El mexiquense ayudó bastante a que la deuda exterior se incrementara hasta niveles históricos. Un ejemplo claro fue el regaño que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le hizo al priísta sobre su gran adeudo. Así como a muchos mexicanos les toca esconderse cuando el cobrador toca a la puerta, Peña también ha ignorado las alertas económicas por su predilección a endeudarse. No solamente puso en riesgo la inversión extranjera en el país, sino que hace unas semanas se dio el lujo de pedir 10 mil millones de dólares sin dejar en claro el por qué.

Vámonos a las cifras. Cuando Ernesto Zedillo terminó su cargo le dejó una deuda de 2 billones de pesos al panista Vicente Fox. El hombre que prometió el cambio en el país solamente incrementó el adeudo, dejando a Felipe Calderón con una deuda de 3. 1 billones. El panista que inició una guerra en contra del narcotráfico casi elevó la deuda hasta 5.8 billones de pesos. Para cuando Enrique Peña empezó a acomodar sus cosas para retirarse de la presidencia, la deuda rebasada los 9 millones de pesos.

https://twitter.com/RuidoEnLaRed/status/1022564806426087426

El caos económico del priísta incluye bonos, pasivos del gobierno, deudas con empresas, con la banca mexicana, entre otros. No solamente pasará a la historia como el presidente ligado a más casos de corrupción, récords de muerte violenta en el país o acusaciones de desvío de recursos, Peña sin problema podrá ser considerado el presidente que más ha endeudado al país. Basta ver cuánto ha gastado en publicitar su imagen, alrededor de 40 mil millones de pesos.

Ahora, el tabasqueño tiene que impulsar la mayor cantidad de medidas de austeridad para lograr los programas sociales que ha prometido a los mexicanos. La intención será no incrementar la deuda aún más. Para el 2024, el siguiente presidente o presidenta de México podrá heredar una deuda similar, dependiendo de la actuación económica del primer gobierno de izquierda. Lo importante será ver la actividad de Peña en estos meses, le quedan cuatro meses para endeudar aún más al país. Algo que, queda claro, le tiene sin cuidado.