La ASF presenta una cuarta denuncia ante la PGR por desvío de 600 MDP en Sedesol

- Por

Exfuncionarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) enfrentarán una nueva denuncia penal que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) acaba de interponer ante la PGR. Los responsables de la simulación de servicios entre Sedesol y tres universidades tendrán que enfrentar estos cargos ya que desviaron, en el 2015, al menos 600 millones de pesos.

La denuncia involucra tres contratos firmados por Sedesol con universidades distintas, así como la participación de 20 empresas fantasma que fueron contratadas pero que no llevaron a cabo los servicios que supuestamente iban a realizar. Estas empresas están vinculadas a otras compañías de la investigación La Estafa Maestra.

Estos contratos se firmaron en el 2015 cuando estaba a cargo Rosario Robles quien hoy es titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, así como José Antonio Meade, hoy precandidato del PRI a la presidencia. Animal Político pidió su respuesta a esta denuncia a ambos extitulares. Rosario Robles no respondió, mientras que Meade aseveró que estos contratos no fueron suscritos por él ni corresponden a la vigencia de su periodo.

El primero de los convenios fue firmado el 30 de enero del 2015, mientras Robles era titular, con la Universidad Tecnológica del Sur del Estado de México, el contrato fue por 136 millones 85 mil pesos; el segundo por 319 millones 121 mil pesos con la Universidad Tecnológica de Nezahualcóyotl y el último por 156 millones 478 mil pesos con la Universidad Politécnica de Texcoco. Todos tienen de vigencia del 30 de enero al 30 de noviembre del 2015 y el objeto social fue supervisar que recursos federales entregados a estados y municipios se entregaran correctamente.

Como en la mayoría de los casos fraudulentos de La Estafa Maestra, los convenios se firmaron sin realizar primero licitaciones. Los pagos de Sedesol se hicieron en tres partes y en la misma fecha para todas las universidades. El último pago, ya con Meade como titular, fue el más grande de todos. Además de estos, se otorgaron otros 62 millones 142 mil pesos extras que fueron autorizados por tres oficios, uno en diciembre del 2015 y otros dos en febrero del 2016.

Las tres universidad contrataron a cinco empresas y estas empresas subcontrataron a otras 15 sin que hubiera una explicación al respecto. Ninguna de estas compañías tenía los recursos económicos ni humanos para realizar los servicios para los que fueron contratadas. Según Animal Político, cuatro empresas tienen relaciones entre ellas ya que comparten socios o miembros y están vinculadas a algunas de las compañías de La Estafa Maestra que desviaron recursos de Sedesol en 2013 y 2014.

Los documentos que entregaron las universidades a la ASF mostraron irregularidades como fotografías repetidas de otros años y otras ubicaciones, así como firmas posiblemente falsificadas. Estos recursos estaban destinados para la población económicamente más vulnerable del país. Aunque la Auditoría dejó pasar el tiempo reglamentario para que las dependencias pudieran entregar la información completa, esto nunca sucedió por lo que se interpuso la denuncia.

Esta es la cuarta denuncia que se realiza ante la PGR por posibles desvíos de Sedesol en 2015. Las tres anteriores fueron por un monto total de 540 millones de pesos y no hay ningún avance hasta el momento.

Las empresas Integrasoft SA de CV, Grupo Corporativo Integral Vazme SA de CV, Infraestructura Astoria SA de CV e Izarre SA de CV fueron a las que se les realizaron directamente los depósitos de parte de las universidades, sin embargo, estas compañías transfirieron el dinero a otras doce que a su vez triangularon los recursos mediante Unificación de Recursos Administrativos SA de CV y World Heritage Group SA de CV.

Los vínculos entre estas empresas son diversos, por ejemplo algunas fueron creadas con un día de diferencia con el mismo notario, mientras que otras comparten representantes legales y miembros. Algunas han sido vinculadas con empresas de la Estafa Maestra e incluso han sido denominadas empresas fantasma en la lista oficial del SAT.

Lee la investigación completa en Animal Político.