Morena se apura para legalizar el aborto en todo México

- Por

Oaxaca fue básicamente el laboratorio para probar qué tanto apoyo tiene la iniciativa. Ahora que se ganó por mayoría en el estado del tejate, los morenistas apuntan a que la interrupción legal del embarazo debería ser algo que se apruebe en todo el país de inmediato. En las siguientes sesiones se presentará la iniciativa, que cuenta con el apoyo de varios colectivos (incluido algunos de corte católico). 

El debate de la legalización del aborto ha estado en boca de los mexicanos desde hace semanas. Las populares “mareas verdes” (feministas que salen a las calles a exigir libertad de la mujer para decidir sobre sus propios cuerpos) se han hecho presentes tanto en la Ciudad de México como en varios estados clave del país. En Michoacán y Durango, los congresos locales ya están por poner el tema sobre la mesa. 

Los provida salen a las calles

Estas iniciativas promovidas por la izquierda mexicana buscarían que cada mujer en México tenga la libertad de decidir si continuar o no con un embarazo, hasta las doce semanas. Los colectivos provida aseguran que se está agrediendo a la vida desde su inicio, sin atender a las investigaciones científicas al respecto sobre el debate embrión o feto. Por lo tanto, en varios estados del país ambas posturas han salido a marchar de inmediato. 

La Ciudad de México mantiene el aborto legal desde hace años, sin que se haya registrado una sola muerte en procedimientos de este tipo en clínicas especializadas. Oaxaca alzó la voz incluso antes que Michoacán e Hidalgo, estados que estaban llamados a ser los impulsores del aborto legal en la república mexicana. La intención de los morenistas será presentará una iniciativa para reformar el Código Penal Federal. 

Pero el tema no solamente causa polémica entre conservadores e izquierdistas. El propio presidente de México, López Obrador, se ha negado a hablar públicamente sobre el tema. El tabasqueño incluso llegó a proponer que la situación legal del aborto a nivel nacional se decida a través de una consulta popular (un medio tradicional del presidente para evadir posturas claras sobre temas polémicos). Además, varios personajes del obradorismo se han declarado abiertamente provida