Crece el repudio de los jóvenes contra Felipe Calderón

- Por

Después de que militares asesinaran a dos estudiantes dentro de un campus, la imagen de Felipe Calderón no genera seguidores en el norte nacional. Esta tragedia ocurrida en Nuevo León se dio justamente durante la guerra contra el narcotráfico que trazó el expresidente panista para justificar su sexenio. Con estos recuerdos de su administración, la juventud norteña no olvida al orquestador de tantos años de violencia. 

Ahora, la universidad en donde dos alumnos fueron acribillados por militares ha invitado a Felipe Calderón a que dé una charla. Los estudiantes estaban dentro de las instalaciones del Tecnológico de Monterrey cuando las fuerzas armadas entraron a dispararles, por lo que la comunidad universitaria firmó masivamente para que el expresidente no se presente en las aulas donde su guerra se cobró dos vidas. 

Firmaron miles para evitar verlo

La exigencia sumó más de 25,000 firmas y obligó a Felipe Calderón a declinar la invitación. Además de quedar claro que los universitarios se mantienen en contra de las consecuencias de la guerra contra el narcotráfico, también se mostró cómo las autoridades del Tecnológico de Monterrey olvidaron bastante rápido la masacre ocurrida en sus aulas. 

Recordemos que cuando se asesinó a Jorge Antonio y José Francisco las autoridades de esta universidades escondieron información clave, además de minimizar el tema y continuar con clases al día siguiente como si nada hubiera pasado. El testimonio de un exalumno lo deja claro: “el guardia estaba limpiando la sangre al día siguiente y nos dijo que no había pasado nada”, comenta en el documental Hasta los Dientes

El norte no olvida

Muchos de los alumnos actuales del Tecnológico de Monterrey eran pequeños cuando se llevó a cabo esta masacre estudiantil. Ahora como universitarios, los regios no olvidan las escenas de violencia que se vivieron en la era Felipe Calderón. El panista no solamente ha rechazado asistir al evento, también declaró (19 años después) que su gobierno quedó a deber después de estos asesinatos. 

Calderón lleva meses buscando crear una avanzada opositora al obradorismo en el norte de México. Con su intención de crear un partido político, el expresidente y Margarita Zavala han intentado conseguir seguidores en varios de los estados que más sufrieron con su guerra antidrogas.

Nuevo León, especialmente, aún reciente la violencia que generó el despliegue de las fuerzas armadas en las calles del estado (y sus constantes enfrentamientos con grupos criminales).