Escándalo de 16 millones hunde a la presidenta de Morena

- Por

La líder guinda ya tenía encuentros fuertes con varios grupos dentro de Morena. Ahora que el SAT decidió mostrar a los mexicanos quiénes fueron los grandes beneficiados por condonación de impuestos en las eras Calderón y Peña Nieto, sorprendió el nombre de la izquierdista. Yeidckol Polevnsky fue favorecida con un perdón de más de 16 millones de pesos en impuestos. 

Con esto, la imagen de la presidenta de Morena se hunde aún más, justo cuando están por arrancar las elecciones para reemplazarla. Yeidckol siempre fue una de las más grandes críticas a las evasiones y perdones fiscales que se aplicaron a empresas y políticos en los sexenios del PRI y el PAN. En esos momentos, la izquierdista pudo reconocer que había sido beneficiada de esta forma, pero aún así decidió callar el tema. 

Todo en la era Peña Nieto

Ahora la morenista asegura que todo fue un error de su contador, una de las excusas más comunes en materia fiscal en México. El perdón fiscal a Polevnsky se dio en el 2013, cuando Enrique Peña Nieto tenía apenas un año en el cargo presidencial. En ese entonces aún formaba parte del PRD y un año más tarde renunciaría al partido amarillo para lanzarse de lleno junto a López Obrador en la creación de una “nueva izquierda”. 

El monto final es de 16.4 millones de pesos, una cantidad que debió pagar mientras era senadora mexicana. La morenista asegura que ella venía del mundo empresarial, en donde siempre ha pagado sus impuestos, dice, pero que el gran problema fue el salto a la política. Yeidckol mencionó que ni siquiera sabía cuánto debía en impuestos, por lo que la responsabilidad sería totalmente de su contador en 2013, dice. 

Además de Yeidckol, algunos rostros del obradorismo también han sido exhibidos. La polémica Ana Gabriela Guevara también tuvo perdón de impuestos por más de 9 millones, esto también sucedió en 2013, la era Peña Nieto. En ese entonces, la atleta olímpica era senadora por parte del partido del Trabajo. Tampoco la morenista ha aceptado el trato preferencial a sus cuestiones fiscales.