El peor futuro para Medina Mora: extraditado y a prisión en Estados Unidos

- Por

Los problemas que enfrenta el exministro mexicano no desaparecen con su renuncia. En un hecho que resultaría impensable, un ministro de la suprema corte ha renunciado a un cargo que podía mantener hasta 2030. Medina Mora se va del panorama judicial mexicano para preparar bien su futuro legal, que ya cuenta con varios escándalos e investigaciones encima. 

El que fuera ministro favorito del PRI ahora está siendo investigado por el gobierno de Estados Unidos. Detrás de la decisión del que fuera embajador mexicano en Estados Unidos y Londres están cuentas bancarias en estas mismas naciones, los montos de ninguna de ellas coinciden con sus ingresos declarados en años anteriores. Por esto mismo es que su nombre suena en la inteligencia financiera de Estados Unidos. 

Habría enfurecido a Estados Unidos

Pero hay más detrás. Se informó en el periódico El Universal que Medina Mora formó parte del armatoste legal del empresario Alejandro Quintero. Este último fue un hombre grande en los negocios de Televisa y se investigó profundamente su actividad en Estados Unidos y México, lo que generó que sus cuentas se congelaran por la inteligencia financiera nacional.

Mora habría ayudado a descongelar las cuentas de Quintero, permitiéndole mover millones de pesos en poco tiempo, y además el exministro “reveló una lista de agentes protegidos de agencias estadounidenses que operaron en México”, comenta Salvador García Soto, columnista del diario capitalino. Con esto, se enfurecieron altos mandos del gobierno de Estados Unidos, motivo por el que se estaría insistiendo en investigar sus movimientos bancarios plagados de irregularidades. 

Ya se castigó a un exfiscal mexicano

Por lo tanto, encima de Medina Mora están investigaciones profundas que podrían llevarlo ante la ley mexicana. Incluso el gobierno de Estados Unidos, quien hace poco condenó a un exfiscal nacional por haber pactado con el narcotráfico, podría solicitar la extradición de Medina Mora y realizarse un juicio en el país gobernado por Donald Trump. 

Para evitar este escenario totalmente opaco, su renuncia habría sido la mejor opción. Aunque esto es un caso extremo, si el hasta hoy ministro no explica bien las irregularidades en sus cuentas bancarias podrá ser llamado por la justicia. Recordemos que fueron 102 millones de pesos los encontrados en dos cuentas del banco HSBC a su nombre (curiosamente ambas en los países en donde fue embajador).