Barbosa traiciona a Morena y lanza agenda ultracatólica

- Por

En Puebla estaba arrancado el primer gobierno de una mujer conservadora cuando un accidente aéreo le quitó la vida. Después del accidente, se llamó a nuevas elecciones y quedó el candidato de izquierdas, Miguel Barbosa. Este personaje acusaba fraude electoral en su primer intento por la gubernatura y, ya en el poder, se comprometió a gobernar para bien de todos los poblanos.

Ahora el gobernador de Puebla está lanzando una agenda completamente acorde a la ideología de su gran rival política, Martha Erika Alonso. Miguel Barbosa, perteneciente a la izquierda morenista, acaba de dejar en claro que en su gobierno habrá muy poca inclusión para minorías sociales como la comunidad gay y los colectivos feministas. Todo esto con una línea totalmente en contra de los principios de Morena como partido político.

Todo beneficia al PAN

Barbosa se ha presentado ante el congreso como un político cargado de conservadurismo religioso. Su primer paquete de propuestas atentan contra los derechos humanos. Dos ejemplos destacan. En principio, el gobernador morenista mantiene completamente ilegal la posibilidad de realizar un aborto en Puebla. Además, su proyecto de gobierno se lanza también en contra del matrimonio igualitario (una tendencia a nivel nacional).

Esta agenda beneficia directamente al PAN poblano, uno de los partidos que más poder acumuló durante años en la era Moreno Valle. Mientras Morena logró el aborto legal hasta las doce semanas en Oaxaca y ya prepara la legalización a nivel nacional, Barbosa frena toda posibilidad en su estado (de tradición católica). En el caso del matrimonio gay, el gobernador dejó en claro que solo se podrán celebrar estas uniones entre hombre y mujer.

Matrimonio solo entre hombre y mujer, dice

Las iniciativas de Barbosa cargan directamente con los principios del catolicismo. Respecto al matrimonio igualitario, el texto del gobernador deja en claro que el matrimonio solamente será posible “para perpetuar la especie”. Este pensamiento es completamente contrario a los estatutos básicos de Morena, quienes han castigado a diputados que han tenido votos legislativos provida.

El poblano no solamente carga contra la legalización del aborto, también deja en claro que toda mujer que recurra a esta práctica en su estado pasará hasta un año en prisión. Lo que no se explica es por qué razón el morenista está consintiendo una clara agenda conservadora que solamente beneficia al PAN en su estado (sus más grandes rivales políticos, quienes aún buscan excusas legales para cancelar su victoria electoral). 

Con información de Animal Político.