Trump podría ser el primer presidente de EU en irse por abuso de poder

- Por

Los juicios políticos en Estados Unidos son temas bastante delicados. Se trata de procesos largos que no siempre favorecen a las personas que demandan. El país del blues ha intentado en dos ocasiones un proceso de impeachment, sin que los resultados derivasen en presidentes expulsados de su cargo. Ahora toca el tercer intento histórico, en donde Donald Trump será llevado ante la justicia. 

Los demócratas han estado luchando desde hace años por llevar al magnate ante tribunales. En un principio se le acusó por la trama rusa, en donde se comprobó que hubo interferencia de esta nación en las elecciones en donde Trump resultó ganador, pero no se pudo comprobar que la administración del ahora presidente haya ordenado la injerencia. Ahora la administración trumpista suda por nuevas acusaciones de abuso de poder. 

Tambalean las elecciones 2020

Todo indica que Donald Trump presionó políticamente a un gobierno extranjero para debilitar a uno de sus posibles rivales en 2020. El neoyorquino aceptó que habló sobre el candidato demócrata Joe Biden con el presidente de Ucrania. Gracias a una declaración clave, se sabe que el magnate sí estuvo delineando una trama en donde se habría de debilitar la imagen del hijo de Biden para favorecer al republicano. 

Donald Trump confirmó que realizó las llamadas y que se mencionó a su entonces contrincante con el presidente Volodímir Zelenski. Los demócratas están convencido de que esto fue un abuso claro de su poder, por lo que hay condiciones suficientes para llevarlo a un juicio político. De resultar culpable, Trump sería el primer presidente en la historia de su país en ser removido por este medio, con cargos de abuso de poder. 

El juicio utilizaría el argumento de que Donald Trump retuvo dinero que iba destinado a Ucrania como forma de presión para que el presidente de esta nación (una de las más pobres de su continente) accediera a los caprichos del magnate republicano. Los demócratas se juegan todo en este juicio político, ya que si el presidente sale bien librado, el proceso podrá ayudarlo para la reelección del próximo año. 

La revelación de la llamada

La Casa Blanca ha revelado las comunicaciones entre Trump y Zelensky, confirmando que sí hubo varias pláticas entre ambos mandatarios en donde se habló sobre el tema Biden. Todo se realizó por llamadas telefónicas y destaca la frase “quiero pedirte un favor” que sale de la boca del presidente de Estados Unidos. Esta conversación arrancó hace apenas dos meses y el republicano puso a su fiscal a disposición para avanzar en la trama. 

Para rematar, el documento señala que Donald Trump mencionó mejores tratos económicos con Ucrania a cambio de acceder a estos favores. Pero los juicios políticos a un presidente no son nada sencillos en Estados Unidos. Mucho depende de los votos del senado yanqui, en donde hay mayoría republicana. Claramente los elefantes rojos no votarían en masa para sacar a su presidente como último recursos.