México fue el país elegido para repartir los sobornos globales de Odebrecht

- Por

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), detectó que el empresario brasileño Marcelo Odebrecht utilizó a México como plataforma para el envió de dinero que fue usado para el pago de sobornos en otros países.

De acuerdo con información de la revista Proceso, la UIF, presidida por Santiago Nieto, encontró que la empresa Odebrecht realizó todo un entramado financiero que involucró el depósito de cantidades millonarias de dinero a por lo menos 19 países, así como la participación de empresas fantasma constituidas en México y en paraísos fiscales.

Según un informe de la UIF, el mapeo de los movimientos financieros que la empresa brasileña hizo, se deriva de las investigaciones que las autoridades mexicanas realizan en contra del exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya.

Se trata de millonarios movimientos financieros que han llevado a la presentación de denuncias por delitos por corrupción, por enriquecimiento ilícito y defraudación fiscal.

En el caso de Lozoya, se hizo una denuncia en su contra por enriquecimiento ilícito, mientras que la denuncia por el delito de defraudación fiscal se levantó por las trasferencias bancarias realizadas por dos empresas pertenecientes a Odebrecht: Braskem y Etileno XXI.

Odebrecht habría realizado diversas operaciones financieras para el pago de sobornos por medio de empresas fachada creadas en México, que funcionaron para trasferir dinero a compañías que están dadas de alta en 19 países.

Transferencias bancarias que llegaron a Lozoya

Otras operaciones se habrían hecho con la ayuda de Altos Hornos de México, Sociedad Anónima (AHMSA), misma que presuntamente envió dinero a Lozoya por dos vías: se usó a Odebrecht, que a su vez canalizó a Tochos Holding Limited, la cual distribuyó dinero para la compra de las casas del ex director de Pemex.

La otra vía se sabe que AHMSA transfirió dinero a Grangemounth Trading Company, quien redireccionó el dinero a Zacapan S.A, presuntamente ligada a Emilio Lozoya.

En este mismo contexto, en la comparecencia que hizo Carlos Fadigas, ex director de Braskem, ante la justicia de Brasil, aceptó haber apoyado a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto en el 2012, así como el envío de 4 millones pesos a la empresa Latin America Asica Capital, también presuntamente ligada a Lozoya.

México como plataforma de Odebrecht

Según el informe de la UIF, las empresas Braskem y Etileno XII funcionaron en México como receptoras de miles de millones de pesos que después salieron hacia paraísos fiscales, razón por la que la UIF levantó una demanda por el delito de defraudación fiscal.

En el 2010, Braskem en asociación con Idea, S.A crearon Etileno XXI en Coatzacoalcos, Veracruz, pero no fue hasta junio de 2016, cuando el complejo petroquímico comenzó a operar.

Sin embargo, las autoridades detectaron que desde antes de que entrara en operaciones, tanto Braskem como Etileno XII realizaron transferencias bancarias hacia 19 países, mismos que aparecen en la lista de lugares en donde se hicieron pagos de sobornos, según la investigación Panamá Papers.

Dichos movimientos se habrían realizado entre julio de 2013 y abril de 2016, por más de 244 millones de pesos y 353 millones de pesos, a países como Alemania, Bosnia, Herzegovina, Suiza y Estados Unidos.

Otras transferencias detectadas fueron entre julio de 2013 y noviembre 2017, periodo de tiempo en el que se movieron 599 millones de dólares, así como 350 millones de pesos, que fueron enviados a Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Francia, India, Japón, Países Bajos, Panamá, Puerto Rico, Reino Unidos y Suiza.

Lee la investigación completa en Proceso