4 empresas que robaron las becas de los jóvenes han sido suspendidas

- Por

La Secretaría del Trabajo y Prevención Social (STPS) suspendió a dos empresas del estado de Morelos del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, luego de que becarios denunciaran haber sido obligados a entregar parte del apoyo federal.

El pasado lunes 9 de septiembre, varios grupos de jóvenes becarios adscritos al programa federal se manifestaron en varios puntos del estado de Morelos, bajo la consigna de que las empresas en donde estaban siendo capacitados no les querían pagar su beca.

Los jóvenes manifestantes aseguraron que, a pocos días de cobrar el segundo pago de la beca, les fue notificada su desvinculación de sus empresas capacitadoras.

Los becarios calificaron el hecho como un robo a sus recursos y responsabilizaron a funcionarios y alcaldes de querer desviar los apoyos económicos.

De acuerdo con las autoridades locales, las manifestaciones se registraron en varios municipios como Jojutla, Jiutepec, Cuernavaca y Yautepec, en donde se confirmó la participación de más de mil jóvenes que habrían sido dados de baja de sus empresas.

Dos empresas suspendidas

De acuerdo con un comunicado de la STPS, las empresas señaladas fueron D&C Jiménez e Iwt Concept de México S.A de C.V., mismas que han sido suspendidas del programa y serán investigadas por las denuncias hechas en su contra.

Asimismo, la STPS señaló que el pasado 10 de septiembre se levantaron dos denuncias penales contra ambas empresas para que sean investigadas con el objetivo de que se finquen las responsabilidades correspondientes.

“Las empresas o tutores que no estén a la altura de entender la responsabilidad que implica la formación de los jóvenes, no tienen cabida en el Programa”.

En cuanto a los jóvenes becarios de dichas empresas, la secretaría aseguró que se les ha notificado que deberán de elegir un nuevo centro de capacitación para que puedan seguir participando en el programa y se les garantizó el depósito íntegro de la beca.

“En la cuarta transformación todos debemos actuar con responsabilidad, no permitiendo actos de simulación, ni de corrupción. Las empresas o tutores que no estén a la altura de entender la responsabilidad que implica la formación de jóvenes, no tienen cabida en el Programa”.