Ricardo Monreal, el nuevo gran opositor de Morena

- Por

Se trata de un político que enfureció cuando no le dieron la candidatura para la Ciudad de México. Pero rápidamente Monreal se tranquilizó y aceptó un cargo con bastante poder en el partido más poderoso del país: líder de los senadores morenistas en la Cámara Alta.

Desde esa posición, Monreal ha organizado una buena base de adeptos para impulsar sus intereses, haciendo caer incluso a aliados del partido. 

Ricardo Monreal es un personaje sagaz en la vida política mexicana. Ha sido diputado, gobernador, senador e incluso jefe delegacional en la Ciudad de México.

Sabe jugar las cartas en el tablero político y sin duda se está moviendo para ser el candidato presidencial de Morena en 2024, cuando termine el sexenio de López Obrador. Pero esta insistencia por ganar puestos clave lo están haciendo un elemento difícil dentro del partido guinda. 

La lucha con Batres

En la cámara de senadores ha quedado claro que Monreal puede pasar por encima de sus colegas con tal de tener más poder. Su lucha por controlar la mesa directiva dejó ver sus estrategias todoterreno en contra de Martí Batres (al final Monreal logró sacarlo del cargo).

Esta decisión de pasar encima de sus adversarios, aunque sean del mismo equipo, enfureció al presidente. 

Obrador rápidamente señaló que el pueblo de México bien sabe “quién es un trepador, un oportunista, un politiquero”, señalando a Monreal como un elemento que estaba inclinando hacia sus intereses la estabilidad de la Cámara de Senadores (en donde los morenistas tienen mayoría absoluta).

Lo cierto es que los planes de Monreal dejan ver un quiebre importante dentro del partido creado por el tabasqueño en 2014, algo que podría afectar en las intermedias de 2021. 

El pasado PRD

El factor Monreal deja ver que los grandes cargos de Morena serán peleados con toda la fuerza política, al puro estilo PRD. Monreal aún mantiene estas formas de adquirir poder a base de presión, con pleitos directos en contra de colegas partidistas y con la firma intención de imponer sus intereses, algo que Obrador ya ha reclamado: “el que está pensando cómo colarse no ayuda en nada y no tiene futuro”.

En medio del caos interno, Monreal lanzó la frase de que el tabasqueño es la mejor opción para el país. 

Estas batallas desde dentro podrían quebrar a Morena para las elecciones del 2021 y las presidenciales del 2024. Lo cierto es que las últimas actitudes de Ricardo Monreal dejan ver al perfil clásico de un opositor al partido guinda, generando dudas en la estabilidad de Morena.

Desde la cámara alta, Monreal ha logrado impulsar leyes bastante populares entre la ciudadanía. Recordemos cómo enfureció a los bancos internacionales cuando propuso eliminar las elevadísimas comisiones bancarias que ahorcan a los mexicanos.