Cada vez más personas exigen prisión para Felipe Calderón

- Por

Mientras el michoacano se oferta como el gran opositor a López Obrador, ciudadanos y colectivos piden juicio para Felipe Calderón. Hace más de doce años que el panista arrancó una guerra mal dibujada en contra de los cárteles del narcotráfico que ha dejado más de un cuarto de millón de personas muertas y decenas de miles de desaparecidos.

Aún así, Calderón tiene libertad total y continúa recibiendo espacios en la televisión y radio para presumir cómo su estrategia bélica fue un aporte para la seguridad en México. Lo cierto es que el michoacano no enfrenta actualmente ninguna investigación en su contra, pero el obradorismo ha abierto la puerta a una consulta ciudadana en donde se podrá decidir si se investiga a expresidentes de México.

Hasta los dientes

Estamos a 2019 y hay miles de familias que aún buscan a sus familiares desaparecidos o exigen justicia por casos de violencia extrema en contra de civiles. Uno de los casos más claros de cómo falló la guerra calderonista desde su inicio fue el asesinato de dos estudiantes en Nuevo León. En esos momentos, la versión oficial los mostró públicamente como criminales armados “hasta los dientes”. 

Calderón asegura que el dinero que el obradorismo está destinando a jóvenes sin educación y sin empleo bien podría ser usado para generar mejores policías. La Guardia Nacional de López Obrador ha quedado a deber en su papel para pacificar el país, después de que se les diera la orden de no intentar destruir a los grupos del narcotráfico. Pero recordemos que la violencia actual en México deriva de aquella orden que dio Felipe Calderón para legitimar su gobierno. 

Todo continúa igual

Desde que arrancó la guerra antidrogas en el país, los cárteles continúan en activo y a diario se alcanzan a ver escenas de violencia y terror en prácticamente cada rincón del mapa nacional. La estrategia no solamente no funcionó, sino que también dejó ver gastos millonarios en operativos con libreto, infiltración del narcotráfico en policías municipales y estatales, además de manchar la imagen del PAN como un partido represor. 

Actualmente se continúa solicitando que se inicie una carpeta de investigación para que Felipe Calderón enfrente a la justicia por una guerra que no derivó en ninguna victoria definitiva. Para 2012, el gobierno de Enrique Peña decidió continuar con la estrategia del panista, lo que acrecentó la violencia nacional y el número de muertos y desaparecidos.

Obrador llama a olvidar los rencores del pasado, pero colectivos y ciudadanos aún quieren que la ley caiga sobre el expresidente panista.