Multas de 2,500 y hasta 25,000 pesos a quien tire colillas de cigarro en la calle

- Por

El Congreso Local de la Ciudad de México podría aprobar una reforma que sancione con una multa de hasta 25 mil pesos a las personas que tiren colillas de cigarro en la vía pública, áreas comunes y sitios no autorizados.

Esta iniciativa se presentó durante la primera sesión del segundo año legislativo del Congreso de la capital del país, por la diputada Alessandra Rojo de la Vega, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), quien propuso que en la ciudad quede prohibido arrojar las colillas en la calle debido a los altos niveles de contaminación que genera.

Reformar la Ley de Residuos Sólidos

Alessandra Rojo de la Vega propuso reformar los artículos 24, 25, 33 bis, 1 y 69 de la Ley de Residuos Sólidos de la Ciudad de México, bajo el argumento de que las colillas de los cigarros pueden tardar entre 2 y 10 años en degradarse, las cuales terminan siendo contaminantes de los mantos acuíferos y zonas forestales.

Según datos expuestos por la diputada, la organización ambiental Ocean Conservancy estima que los filtros del cigarro representan el 25% de los contaminantes que se encuentran en los océanos, parques, calles y playas.

En este sentido, la Encuesta Nacional de Adicciones estima que en México existen cerca de 17 millones de fumadores, de los cuales se calcula que cada uno llega a consumir 125 cajetillas al año, es decir, unos 2 mil 540 cigarrillos.

Ante esta situación, se propone una multa de entre 2 mil 534 pesos y 25 mil 347 pesos, para las personas que arrojen las colillas en lugares no autorizados.

Nuevas obligaciones para establecimientos y oficinas

La propuesta de la diputada también busca obligar que los establecimientos mercantiles como restaurantes, bares, antros, entre otros, coloquen en el exterior de las zonas destinadas para los fumadores, contenedores para que los clientes puedan depositar los filtros.

Esta misma obligación será aplicable para las dependencias y entidades del gobierno, así como para las alcandías, el Congreso, el Tribunal Superior de Justicia y demás órganos autónomos.

Para los establecimientos mercantiles y las entidades gubernamentales que no cumplan con este requerimiento, podrán ser sancionados con multas de entre 42 mil 245 pesos a 168 mil 980 pesos.

En caso de que la reforma sea aprobada, el Gobierno de la Ciudad de México tendrá un plazo de hasta 90 días para la actualización y armonización de los reglamentos y marco normativo aplicables.

Una vez que haya sido publicada la normativa para la colocación de los contenedores de colillas, los establecimientos y oficinas de Gobierno tendrán hasta 60 días para cumplir con los nuevos requerimientos.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático, Protección Ecológica y Animal, para su análisis y dictamen.

Con información de Excélsior y Milenio