La mujer más poderosa del mundo lidera al banco más abusivo en México

- Por

Todos conocemos a una persona que sufre con las comisiones de Santander. El banco español tiene una fuerte presencia en nuestro país y es por mucho el que más cargos cobra a sus cuentahabientes. Incluso a las personas que no pertenecen a este banco y quieren usar sus cajeros, las comisiones son de las más altas en todo el continente americano. Mucho de esto depende de Ana Botín.

Ahora el banco español por excelencia tiene en su cabeza a la mujer más poderosa del planeta. Se trata de Ana Botín, una empresaria que ha logrado alcanzar los peldaños más poderosos del sistema bancario europeo. La revista Fortune acaba de nombrarla la mujer con más poder en el mundo, por encima de la siempre presente Angela Merkel y la tiránica Christine Lagarde.

Esto deja ver que la presencia internacional de Santander es un elemento de peso en el panorama global. Botín fue la segunda mujer más poderosa en 2018 y su ascenso también muestra el poder de las mujeres en las grandes firmas europeas (una tendencia que resulta casi imposible en países latinoamericanos, en donde los grandes cargos visten corbata y tirantes costosos). 

Santander acumula reclamos en México

El nombramiento a la líder de Santander llega después de que el banco español brillara por su capacidad económica en 2018. Con una gran dependencia de sus actividades en Latinoamérica, este banco generó ingresos por más de 48,000 millones de euros el año pasado. Estas cifras parecen seguir en ascenso, ya que su presencia no ha hecho más que incrementar en todos los continentes. 

Lo cierto es que Santander es uno de los bancos que más reclamos acumula en nuestro país. México representa buena parte de los ingresos del banco español, esto a pesar de que es el banco con las comisiones más altas. Aún así las utilidades de Santander han crecido en un 8.5% en el arranque del 2019. 

El liderazgo de Ana Botín ha sumado a una empresa que encontró en latinoamérica su mejor oportunidad para abusar de las comisiones. Recordemos que el año pasado Morena intentó suspender estos cargos bancarios, lo que detonó en una gran molestia de los banqueros. Al final, el presidente mexicano tuvo que frenar esta idea ante la caída del peso mexicano por esta iniciativa de ley.