Lavado de dinero se acumula en estados gobernados por PAN y PRI

- Por

Desde que llegó a su nuevo cargo, Santiago Nieto es el personaje del obradorismo que más avances registra. Con poco más de un semestre al frente de la unidad de inteligencia financiera (UIF), el exfiscal electoral ha logrado carpetas importantes en contra de Rosario Robles, Emilio Lozoya y cientos de empresas ligadas a lavado de dinero.

En los avances que tiene la UIF con el sistema tributario nacional, se anunció públicamente que las empresas que más han lavado dinero en México se encuentran en territorios claves del mapa nacional. Santiago Nieto reveló que los estados gobernados por el PRI y el PAN reúnen la mayor cantidad de estos atracos. Esto, asegura, está ligado con empresas cercanas al crimen organizado.

Pérdidas por 2.7 billones

Sin especificar a qué empresas se refería, el comisionado Alejandro Armenta dejó en claro que las pérdidas por estos saqueos desde el lado empresarial suman 2.7 billones de pesos. Se trata entonces de una red que opera sin que las autoridades estatales estorben en los procesos de saqueo o inicien carpetas de investigación en contra de las empresas responsables. Al respecto, legisladores ya catalogaron a la falsificación de facturas como delito grave. 

Lo cierto es que desde la llegada de Santiago Nieto a la unidad financiera se ha revisado a fondo temas que antes pasaban desapercibidos. El propio líder de la UIF dejó claro que su antecesor en la era Peña Nieto extorsionaba a empresas para liberar sus cuentas, e incluso se sabe de tratos especiales a ciertos empresarios favoritos del priismo. Pero parece ser que también se han hecho estos favores ocultos con gobiernos estatales. 

¿Qué estados controlan PRI y PAN?

Actualmente el PAN controla estados como Chihuahua, Guanajuato, Aguascalientes, Baja California norte y sur, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán. Mientras tanto el PRI acumula poder estatal en el Estado de México, Sonora, Zacatecas, Tlaxcala, Sinaloa, San Luis Potosí, Oaxaca, Hidalgo, Guerrero, Coahuila y Colima. Por lo tanto, sería en alguno de estos territorios en donde se estén acumulando el lavado de dinero, según datos de Nieto. 

Son en total 22 estados los controlados por los tricolores y los panistas (prácticamente la mayoría del país). Morena busca frenar estas actividades y poner especial atención a lo que ocurre en el interior del país. Los guindas ya se han apoderado de seis gubernaturas y para las elecciones del 2021 esperan apoderarse de estados clave como Nuevo León, Michoacán, Chihuahua, Guerrero, Querétaro, Sonora y Sinaloa.