Tus hijos corren más peligro en México que en Siria o Palestina

- Por

Los cambios de gobierno no han podido detener los ríos de sangre ocasionados por Felipe Calderón. Desde que dio inicio a una guerra contra el narcotráfico para legitimar su gobierno, el panista ha visto cómo se incrementan las cifras de inseguridad y violencia en México. Ahora nuestro país no solamente es el más peligroso para periodistas en el continente, también es el más letal para niños en el mundo. 

México ya registra más muertes violentas de menores de edad que países en guerra como Siria o Palestina. Estos datos derivan precisamente de la guerra antidrogas que arrancó en 2006 y hasta ahora no se ha podido detener. Las noticias de sicarios atacando a familias enteras han aumentado en un país que atacó antes que pacificar. En Sonora, una mujer fue quemada junto a sus dos hijos. 

Estas escenas están aumentando en un país que tuvo que crear una Guardia Nacional para defenderse. En Guanajuato, el asesinato violento de grupos armados hacia menores de edad también ha aumentado drásticamente. Desde el arranque del 2019 a la fecha, han muerto más de 90 niños en escenas cargadas de sangre y violencia. Cuando se refirió a estos asesinatos, Felipe Calderón los definió secamente como “daños colaterales”. 

La emergencia ha llegado al punto de que organizaciones como Save the Children ya están exigiendo una protección especial para los niños mexicanos. El problema se concentra actualmente en poblados del norte y  centro de México. Pero el asesinato de menores de edad no se limita únicamente al narcotráfico: los feminicidios de niñas han aumentado, sin que las autoridades reconozcan el problema. 

Feminicidios en aumento

A causa de la violencia mueren 4 menores de edad cada día en México. Esto no solamente deja ver la falta de capacidad del gobierno mexicano para garantizar seguridad, también permite observar un caos en las formas de crianza (en donde abunda el abuso y la violencia intrafamiliar). Save the Children indica que en nuestro país 6 de cada 10 niños han sufrido de golpes, humillaciones o insultos dentro de sus casas. 

Son entonces las niñas las que más sufren en un país cargado de violencia y misoginia. Resultado de abusos sexuales, 10,000 niñas fueron forzadas a ser madres tan solo en 2017. Las edades de las mujeres afectadas van desde los diez hasta los catorce años. El obradorismo decidió terminar con la lucha antidrogas, pero las consecuencias son inevitables a pesar del discurso de paz.