Hay corrupción en todos los movimientos de Ruiz Esparza en la SCT

- Por

Gerardo Ruiz Esparza fue nombrado recientemente en la investigación contra Rosario Robles. Particularmente por haberle rentado un departamento a la exfuncionaria.

Por si esto fuera poco, ahora el nombre del extitular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), volvió a surgir, pero ahora en boca de Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

Nieto aseguró que en materia de corrupción, la SCT en el sexenio de Enrique Peña Nieto, a cargo de Gerardo Ruiz Esparza, “no dejó piedra sin labrar “.

Nieto Castillo explicó que llegó a esa conclusión luego de reunirse hoy con Javier Jiménez Espriú, actual titular de la SCT, con quien analizó casos de corrupción de la administración pasada.

A los comentarios del titular da la UIF se suman los dichos del abogado Paulo Díez Gargari, quien mantiene un litigio en contra de OHL (hoy Aleatica).

El litigante afirmó que un Juzgado admitió a trámite la petición que solicitó para que se revise si la decisión de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), de no ejercer acción penal en contra del exsecretario, fue correcta.

Para el abogado, esta denuncia es importante porque no sólo va contra Ruiz Esparza, también contra Luis Videgaray, quien directamente habría participado e instrumentado los desvíos en la SCT.

Acumula denuncias

Durante el sexenio de Peña Nieto la SCT estuvo a cargo de Ruiz Esparza, quien acumula cinco denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR).

Este agosto se pidió investigarlo por la compra con sobreprecio de 20 millones de dólares en 2009 de un sistema de barrera móvil, ahora obsoleto, con cargo al Circuito Exterior Mexiquense.

La compra está vinculada a una empresa relacionada con un compadre del expresidente Enrique Peña Nieto, así como por otorgar en 2008 a OHL México (ahora Aleatica) la concesión del Viaducto Bicentenario pese a que había una oferta económica más alta.

Este movimiento generó un daño al erario público del Estado de México por mil 629 millones de pesos.

Entre otros posibles delitos destaca la supuesta transferencia de 3 mil 600 millones de pesos al Gobierno del Estado de México, presuntamente para la campaña del Gobernador Alfredo del Mazo.

Con información de SinEmbargo.