Consejero de Peña Nieto compró al perro más caro del mundo solo para presumir

- Por

Alfonso Humberto Castillejos Cervantes, ex consejero jurídico del ex presidente Enrique Peña Nieto, compró entre el 2 y 8 de febrero de 2016, tres camadas de perros mastín tibetano, considerados como la raza de “perro más cara del mundo.”

El portal de noticias financieras Go Banking Rates, publicó en el 2015 un artículo acerca de un empresario chino que adquirió un ejemplar de mastín tibetano por la cantidad de 1.9 millones de dólares, que en pesos mexicanos serían unos 38 millones.

Esto significa que un perro como el que compró el ex consejero jurídico de EPN, supera el precio de un Ferrari 488, valuado en 340 mil dólares, es decir, 6 millones 904 mil pesos.

La clase política mexicana y el mastín tibetano

La Federación Canófila Mexicana ha publicado varias investigaciones en las que señala que las referencias más antiguas que existen del mastín tibetano datan desde 2 mil años antes de Cristo.

Su aparición se da en pinturas rupestres que dan cuenta de que fue usado como perro de guerra y cuidador de prisioneros. También existen referencias de haber sido utilizados para labores de pastoreo y guardianes de monasterios budistas; los expertos comparan esta raza con el león, por su ambulante pelaje de colores rojizos.

Según el criadero “Good of Tibet”, en México sólo los políticos y empresarios se han comprado un ejemplar de este tipo, mismos que en China son vistos como un sinónimo de poderío y dinero.

De acuerdo con el especialista en Psicología del Poder, de la Asociación Mexicana de Alternativas en Psicología, Eduardo Murueta, durante la presidencia de Peña Nieto, predominó una narrativa de mucho dinero y lujos, que dio mucha importancia a la apariencia.

“Cuando un político está rodeado de ellos, de repente, necesita más beneficio material, más placer sensorial, más estatus, más reconocimiento. ¿por qué? Porque la soledad empieza a ser progresiva.”

Los lujos del ex consejero jurídico

Humberto Castillejos fue uno de los colaboradores más cercanos de Enrique Peña Nieto, cuando fue gobernador del Estado de México y presidente de la República.

Durante los primeros años de la administración de Peña Nieto, fue nombrado como consejero jurídico del presidente, tiempo en el que fungió como uno de los redactores y defensores de las reformas estructurales que se aprobaron los primeros años de la administración priísta.

Desde el 2012, cuando entró a trabajar al Gobierno Federal, ostentó en su declaración patrimonial tener dos casas de 720 y 600 metros cuadrados; tres terrenos; una colección de relojes, varias obras de arte, tres autos BMW, un Mercedes Benz; una camioneta Jeep Wrangler y otra Chevrolet Express Van Paq C8, todo pagado de contado.

Al pasar de los años, el ahora ex funcionario se deshizo de algunos automóviles, pero lo que más destacó en 2016, fue la compra de las camadas de los perros.

Incluso sus declaraciones patrimoniales son mucho más transparentes que la de sus primos: Raúl Cervantes Andrade y Alfredo Castillo Cervantes, quienes durante el tiempo que fungieron como funcionarios, nunca estuvieron de acuerdo en hacer pública su declaración patrimonial.

Investigan a Humberto Castillejos

A finales del pasado mes de agosto, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), reveló un presunto esquema de extorsión que se habría realizado directamente desde Los Pinos y operado bajo las órdenes de Humberto Castillejos, ex consejero jurídico del presidente Peña Nieto.

Se trató de un presunto esquema de extorsión en contra de 722 particulares y compañías a las que entre 2014 y 2018 les fueron congeladas sus cuentas a solicitud de la UIF, bajo la sospecha de que habían incurrido en delitos relacionados con el lavado de dinero.

El ex consejero jurídico habría operado cinco despachos jurídicos para llegar a un “Acuerdo de Desbloqueo” con las empresas, a cambio del pago de varios sobornos.

Leer la investigación completa en Sin Embargo