Peña y Calderón simularon acciones contra la pobreza y trata de personas

- Por

La Auditoría Superior de la Federación reveló que la lucha contra la trata de personas, que ha dejado miles de víctimas en el país ha sido una simple simulación durante los gobiernos anteriores. El reporte que fue publicado hace un mes, denota que el gobierno ha sido incapaz de generar políticas públicas que atiendan adecuadamente el problema.

El Estado Mexicano simuló combatir la trata de personas: ASF

El documento denominado «Programa Anual de Auditorías para la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2018», evidencia las deficiencias que sufre la Comisión Intersecretarial para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas para tratar el problema. Es más, acusa al estado mexicano de simular las acciones en contra de la trata e incluso de no coadyuvar a la creación de una política nacional para la prevención, atención y procuración de justifica en los casos de trata de personas.

En el texto, la ASF critica a la Federación de no ser garante de los derechos humanos de las personas víctimas de la trata de personas, así como de no asegurar el respeto del desarrollo de lo niños y niñas amenazas, ni de la libertad, dignidad, seguridad e integridad de las víctimas. En resumen, el gobierno estableció 163 acuerdos para combatir la trata, pero de estos, 118 no se cumplieron las metas de las propuestas. De igual manera se encontró que las 10 medidas fijadas a los estados para cumplir, nunca fueron cumplidas en su totalidad.

Las prevenciones que los gobiernos estatales debieron de haber cumplido para con la comisión interinstitucional eran:

  • Participar en las reuniones de la Comisión Intersecretarial;
  • Contar con un marco normativo en materia de trata;
  • Armonizar su ley local con la Ley General para prevenir, sancionar y erradicar el delito de trata;
  • Contar con un sistema de información para el registro de las víctimas en la materia;
  • Transmitir información al respecto
  • Realizar acciones de sensibilización y difusión;
  • Contar con un modelo de atención a víctimas;
  • Reparar el daño cometido contra ellas.

Hidalgo y Baja California adoptaron apenas dos de las medidas; Nuevo León, Nayarit, Guanajuato y Chiapas, tres; Zacatecas, Tabasco, Oaxaca, Campeche y Baja California Sur, cuatro de las diez.

En el lado más positivo se encuentran los estados que cumplieron con más de cinco de las medidas. En los primeros lugares están Michoacán, San Luis Potosí y Veracruz, que cumplieron ocho de las diez medidas. Por otra parte, están Yucatán, Tlaxcala, Tamaulipas, Quintana Roo, Jalisco y Durango, que adoptaron siete de ellas.

La ASF también advirtió que la falta de recursos para reducir los delitos de trata, fueron un factor determinante. Esta cuestión se expresa en las entidades, dónde en ninguna de las 32, se dispuso de un fondo financiero específico para combatir el delito. Asimismo se carece de un modelo integral de atención a víctimas, lo que la ASF señala como que el estado ha sido laxo en coordinar a los estados para combatir la trata.

Una situación de terror

Y es que la situación de la trata de personas en México es bastante terrible. De acuerdo con el Diagnóstico sobre la Situación de la Trata de Personas en México, elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), México registró entre 2012 y 2017, un total de 5,245 víctimas de trata de personas. De estas el 85% fueron mujeres, mientras que el 15% fueron hombres. 70% fueron víctimas para la explotación sexual, y un 17% adicional para la explotación laboral.

Entre otras situaciones que encontró la CNDH destacan el uso de las personas víctimas de este delito para: mendicidad forzada, matrimonio forzoso, uso de menores en delitos (perversión de menores), adopción ilegal, entre otras cosas. Los expertos coinciden en que el desconocimiento del delito ha sido un factor determinante para que este se expanda. Si a esto sumamos la falta de compromiso del Estado, los resultados son los que ya tenemos sobre la mesa.

Con información de El Universal.