Líderes sindicales en México se quedan casi 3,000 millones al año

- Por

En México algunos sindicatos tienen conductas que se asemejan más a la de los carteles criminales. Esto debido a su opacidad respecto a lo que hacen con el recurso de sus agremiados.

De acuerdo con el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, los sindicatos son un desafío para la transparencia y la rendición de cuentas a nivel nacional.

En México hay 1 millón 977 mil 354 trabajadores sindicalizados, según cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Esta fuerza laboral también significa fuerza económica. Lo aportado por los agremiados significa una solvencia económica que implicaría ingresos mínimos anuales de 731 a 2 mil 924 millones de pesos para todo el gremio sindical.

Pese a que la Ley Federal del Trabajo (artículos 371 fracción XIII y 373) obliga a los sindicatos a presentar “la cuenta completa y detallada” de su patrimonio a la directiva sindical e incluso a sus trabajadores, la información de muchos sindicatos es nula o parca.

Sin transparentar recursos

Según cálculos hechos por el portal Sinembargo, el sindicato de Alfonso Cepeda Salas (SNTE) es el que mayores ingresos tendría, con ganancias anuales de al menos 100 millones 366 mil 318.45 pesos para el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

En segundo lugar estaría la organización presidida por Arturo Olivares Cerda (SNTSS). Los 359 mil 069 trabajadores sindicalizados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), le dan un ingreso mínimo de 39 millones 179 mil 388.54 pesos anuales para el SNTSS.
En tercero, cuarto y quinto lugar estarían los sindicatos de Víctor Félix Flores Morales (STFRM), Carlos Antonio Romero Deschamps (STPRM) y Víctor Fuentes del Villar (SUTERM).

A pesar de las enormes ganancias de los sindicatos, estos no han cumplido con la ley, ya que la mayoría no transparenta sus ganancias o convenios.

Un análisis sobre “La rendición de cuentas de los sindicatos: las cuotas sindicales” (2012) del investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Alfredo Sánchez Castañeda, indica que “el problema no se encuentra en el cómo de la rendición de cuentas, sino en el diseño del sindicalismo en México”.

Esto hecho representa el reto de “reforzar los mecanismos de representatividad y, paradójicamente, de libertad sindical para asegurar la transparencia sindical”, señaló el investigador.