Fraude al fisco le quita 500,000 millones a México cada año

- Por

En México entre el 2014 y 2018, las llamadas “empresas fantasmas” cometieron fraudes al fisco por 2 billones de pesos, lo que equivaldría a 500 mil millones de pesos anuales o 2 puntos del Producto Interno Bruto.

Estos datos fueron revelados por el Procurador Fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda, quien durante el Simposio 2019, realizado en el Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA), hizo énfasis en la urgencia que existe por detener las fugas de dinero que dañan la finanzas públicas y atentan contra la seguridad nacional.

Ante esta problemática, el Procurador aseguró que un combate firme en contra de este delito debe realizarse desde una óptica mayormente policiaca que contable, a fin de que los defraudadores sean encarcelados.

Testigos protegidos

La propuesta que el Gobierno Federal tiene para combatir la compra y venta de facturas falsas, es la de plantear que exista la figura de testigos protegidos, así como la intervención en telecomunicaciones.

En días pasados el procurador Carlos Romero Aranda, indicó en el Conservatorio: “México, integración económica mundial y política comercial del gobierno de la 4T y su impacto en la hacienda pública en el Senado de la República”, que la figura del testigo protegido en el caso de los factureros, podría aplicarse en los prestanombres o testaferros, que ayuden a decir quién los contrató y quién es el beneficiario final.

Según el Procurador, estas medidas serán empleadas con forme a la ley, ya que, cuando las investigaciones lleguen a requerir alguna intervención telefónica deberá de existir antes una autorización judicial. En tanto que para los testigos protegidos, antes tendrá que estar clasificado este delito con prisión oficiosa.

Un nuevo Código Fiscal de la Federación

De acuerdo con Romero Aranda, en el Senado de la República se está analizando una nueva reforma al Código Fiscal de la Federación, a fin de que se construyan las herramientas necesarias y filtros de seguridad con el objetivo de que quienes comenta evasión fiscal puedan ser objeto de prisión preventiva oficiosa y para que dichos implicados no puedan solicitar amparos.

Primero está el SAT, luego la procuraduría fiscal, luego las fiscalías y después el juez de control. Entonces, sí todos los actos están emitidos conforme a derecho, podrán presentar amparo, pero de eso a que procedan…”, expuso el Procurador.

Actualmente, la reforma al Código Fiscal de la Federación se encuentra en espera de ser discutida en el Pleno del Senado, luego de que el pasado 14 de agosto, las comisiones de Justicia y Hacienda del Senado aprobaran dicho dictamen.

Algunas de las propuestas que se plantean es que se sancione de 5 a 8 años con prisión preventiva oficiosa para quienes compren y vendan facturas falsas, además de catalogar este delito como un atentado a la seguridad nacional.

Con información de Proceso y Sin Embargo.