Estos son los que ayudaron a Robles a desviar 5,000 millones de pesos

- Por

Para cierta parte de la opinión pública no queda claro por qué fue vinculada a proceso la exsecretaria Rosario Robles.

Hay quienes se atreven a decir que Robles no se robó los 5,000 millones de pesos de la Estafa Maestra, incluso, la defensa de la exfuncionaria llegó a usar como estrategia de defensa esta misma idea

Lo cierto es que en palabras del Jesús Delgadillo Padierna, a Rosario Robles se le acusa de ejercer indebidamente su cargo y de dañar el patrimonio del Estado.

“Determino emitir el auto de vinculación a proceso contra María del Rosario Robles Berlanga por el delito de ejercicio indebido del servicio público. Además de un segundo auto de vinculación a proceso más un probable daño al patrimonio del Estado mexicano valorado en 5 mil millones de pesos”.

Esto implica que la responsabilidad de Robles es haber dejado que ocurrieran los hechos de la Estafa Maestra, además de poner en riesgo el dinero público.

A pesar de que la Fiscalía General de la República (FGR), tiene claro de qué acusa a Robles, todavía no se sabe a dónde fueron a parar los 5,000 millones de pesos.

Robles y su pandilla

El rastro de infamias que dejó el equipo de Robles están presentes tanto en la Sedatu como en la Sedesol.

Según la información presentada por la FGR en las dos audiencias, realizadas el jueves 8 y el lunes 12 de agosto, en ambas secretarías encabezadas por Robles operó una estructura organizada para bajar recursos federales a través de convenios con entes públicos, en su mayoría con universidades públicas autónomas.

Para ejecutar estos convenios, que se transformarían en grandes desvíos, Robles se rodeó de un equipo de funcionarios que operaron en ambas secretarías.

Cuando Rosario Robles se mudó de la Sedatu a la Sedesol, se llevó a cinco funcionarios de alto rango, sobre ellos pesaba un posible daño de 6 mil 558 millones 420 mil 667 pesos de posibles daños al erario público.

Esto según la información de las Cuentas Públicas 2013, 2014 y 2015 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Esa parte del equipo cercano que Robles trasladó a Sedatu estuvo conformado por Emilio Zebadúa González, Mauricio Razo Sánchez, Juan Carlos Lastiri Quirós, María Villalpando Rodríguez y Enrique González Tiburcio. Todos ellos han ocupado cargos prioritarios en ambas dependencias.

De todos ellos, el nombre más repetido ha sido el de Emilio Zebadúa, su cargo, el de Oficial Mayor, fue fundamental para permitir los desvíos tanto en Sedatu como en Sedesol.