Estados Unidos ahora quiere castigar a México por no condenar a Venezuela

- Por

El gobierno de los Estados Unidos emprendió nuevas sanciones contra el gobierno de Venezuela, posicionandolo junto con países como Corea del Norte, Irán, Siria y Cuba. El gobierno de Washington decidió congelar los activos del gobierno de maduro. El gobierno del vecino del norte decidió restringir los negocios con el gobierno de Maduro por parte de terceros, pues de lo contrario, habrían represalias en su contra.

Washington incrementa presión contra el régimen de Maduro

Lo anterior se dio en el contexto de la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, donde participaron 59 países y tres organismos internacionales, entre ellos la Unión Europea. En el encuentro estuvieron ausentes dos de los grandes aliados de Venezuela, Rusia y China. El gobierno estadounidense calificó su apoyo al régimen de Nicolás Maduro como «intolerable» y amenazó a las potencias de que el próximo gobierno de Venezuela, podría verlos como enemigos por apoyar al «régimen criminal» que actualmente los gobierna.

Las nuevas sancione superan a creces las antes impuestas, que se limitaba a la congelación de activos de la petrolera estatal, Petróleos de Venezuela (PDVSA) y sanciones a más de cien individuos y entidades del estado venezolano. Asimismo, esto fue acompañado recientemente de penalizaciones recientemente impuestas al Banco de Desarrollo de Venezuela y el Banco Central.

«El momento para el diálogo ha terminado. Ahora es momento para la acción».

John Bolton

No se esperan afectaciones a las empresas internacionales

Las acciones ya habían sido adelantadas por Donald Trump desde la semana pasada. El mandatario había advertido de la imposición de nuevos aranceles al gobierno venezolano, en el afán de desbloquear la crisis política que enfrenta el país sudamericano, que actualmente tiene dos presidentes: Maduro y Juan Guaidó, autoproclamado interino. Guaidó ha sido reconocido por más de 50 países, entre ellos España y Estados Unidos. Representantes de ambos líderes han estado buscando una salida a la crisis a través de Noruega como intermediario.

Bolton, asesor de Seguridad de la Casa Blanca expresó lo siguiente: «Todos los bienes e intereses del Gobierno de Venezuela que se encuentran en EE UU están bloqueados y no pueden transferirse, pagarse, exportarse, retirarse ni negociarse de otra manera». La orden ejecutiva limita el uso de recursos para la entrega de alimentos, medicamentos y ropa como medida humanitaria.

Los analistas coinciden en que la afectación económica para entidades privadas extranjeras será mínima, pues muy pocas mantienen negocios con Caracas. Asimismo, se menciona que las empresas no arriesgarán su prestigio por secundar la crísis política de venezuela, mencionó Diego Moya-Ocampos, entrevistado por el país como analista de la consultora IHS Markit. Las medidas sin embargo, si afectarían a petroleras como Chevron, que sigue operando en el país gobernado por Maduro.