Conadic quiere que el consumo de alcohol empiece a los 21 años

- Por

El comisionado Nacional contra las Adicciones, Gady Zabicky Sirot, pidió cambiar la edad mínima para consumir alcohol y tabaco en el país a 21 años y no a los 18, como está estipulado ahora en la legislación.

Antes de los 22 o 21 años,  el cerebro todavía están formación neurológica, por lo que las autoridades deben protegerlo de sustancias dañinas para la salud y así garantizar su adecuado funcionamiento.

“Si tomamos en cuenta a la neuroboiología, para tomar esta decisión, te diría hasta los 24 años. Los adolescentes no deberían de consumir estas sustancias”, dijo el titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).

Sin embargo, el nuevo comisionado admitió que este planteamiento tendrá una fuerte oposición  de distintos grupos, por lo que ni siquiera se ha discutido el tema en los ámbitos legislativos. 

No obstante, Zabicky Sirot aclaró que él ya había puesto el tema en la mesa, desde la presentación que hizo en el Informe Mundial sobre las Drogas, realizado los primeros días de julio.

“Desde el punto de vista práctico de la legislación, de cómo es nuestra sociedad, de cómo funcionan otras fuerzas como la industria, se vuelve muy difícil pensar que podamos elevar la edad mínima para beber, pero sería deseable”, reconoció el funcionario.

Y es que los jóvenes mexicanos tienen un patrón explosivo con el consumo de alcohol, ya que no ingieren bebidas alcohólicas en toda la semana, pero el viernes y sábado consumen la misma cantidad de alcohol que sus pares en Francia, España o Italia, quienes acostumbran tomar una o dos copas en la comida.

Con esta forma de beber, los jóvenes mexicanos tienen el mismo consumo de alcohol que los europeos pero en un menor tiempo. 

“En México la droga que mata a la gente es el alcohol, si hacemos un comparativo y sacamos de las cifras de mortalidad, de cuántos muertos hay por distintas circunstancias, resulta que 90% de las muertes son por alcohol y 10% abarca a todas las otras drogas juntas”, señaló.

Otras drogas sociales también matan 

Los cigarros sueltos y los dispositivos electrónicos son drogas sociales y he deben regularse, pues están afectando la salud de los mexicanos y no hay una regulación al respecto. 

“En este acto de la compra-venta de un cigarro suelto en un puesto callejero se violan algunas normas, no es nada más la sanitaria, tiene que ver también con Hacienda”, enfatizó.

Apenas está semana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un reporte en el que pidió revisar la venta de los cigarros electrónicos, los cuales no tienen regulación sanitaria en México,  pero cada vez son más usados 

El comisionado reconoció que la Conadic ha perdido terreno en el tema de adicciones, por lo que busca posicionarse y ser un referente en todos los estados.