AMLO anuncia que su gobierno va contra los autos ‘chocolate’

- Por

El tema de los autos “Chocolate” ha llegado a Palacio Nacional. La caída constante de la venta de autos nuevos en México y el uso de estos autos por la delincuencia encendió las alarmas del Ejecutivo Federal.

De enero a abril de 2019, la importación de autos usados aumentó 15.1% respecto al mismo periodo del 2018. En comparación de los autos nuevos, que esperan una caía del 6.5% este año.

La intención del presidente López Obrador es regularizar los autos procedentes del extranjero que han entrado al país de manera ilegal, también conocidos como autos “chocolate”.

Las ventajas de los vehículos usados son altas en un mercado que pide precios más bajos; sin embargo, el problema radica en aquellos que se importan ilegalmente.

El problema de los autos ilegales llegó a sus más altas consecuencias en los estados del norte mexicano, donde los cárteles y grupos armados utilizan los autos usados para delinquir.

Habla el presidente

Sobre el tema de la regulación de estos autos el presidente afirmó: “Nos los están pidiendo los ciudadanos, nos los están pidiendo las autoridades y se quedó en seguir analizando la situación. Por ejemplo, la principal queja es que en los estados fronterizos se utilizan estos carros irregulares para cometer delitos y no se tiene un registro”.

https://twitter.com/AristeguiOnline/status/1156967862159970306

A pesar de este señalamiento, el primer mandatario también tuvo palabras para quienes compran estos autos por lo barato de sus precios.

Sin embargo, el presidente dejó saber que se inclina por la regularización de estos vehículos, a pesar de esto afecte a la industria de los autos nuevos.

Negocio en picada

El sector automotriz en México está en crisis, así lo revelan los datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores Automotrices (AMDA).

En junio, la industria automovilística sumó 25 meses con números a la baja, además de que la producción de autos sumara dos meses de caídas.

La AMDA señaló que esta conducta se debe al debilitamiento del mercado interno, que castiga a la industria en México.


Etiquetas: