Movimiento Ciudadano se estrena en el gobierno reprimiendo jóvenes

- Por

El gobierno de Enrique Alfaro se ha visto recientemente envuelto en la polémica, después de que protestas contra el aumento al transporte público terminaron en enfrentamientos entre policías y manifestantes. Las redes sociales acusaron al novel gobierno de Movimiento Ciudadano de represor, después que se publicaran imágenes de elementos policíacos agrediendo a varios jóvenes.

Se manifiestan contra alzas al transporte

La tarde del pasado viernes 26 de julio, diversos colectivos salieron a las calles a protestar por el incremento en el transporte público en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Las tarifas aumentarían a $9.50 a partir del sábado, lo que derivó en protestas que ocasionaron el bloqueo de varias vialidades. Grupos minoritarios grafitearon tiendas departamentales de la ciudad y los muros de contención plásticos del Palacio de Gobierno.

Momentos más tarde los enfrentamientos empezaron a darse frente a la estación Plaza Universidad del Tren Ligero; Juárez y Colón. Los manifestantes intentaron entrar a las estaciones sin pagar como protesta, pero fueron interceptados por elementos de la Policía Estatal. La SSP de Jalisco asegura que fueron cuatro hombres y una mujer los que fueron retenidos por la policía. Los videos publicados en redes sociales muestran que la situación se salió de control y los policías terminaron usando métodos agresivos.

Después de su detención, las cinco personas fueron llevadas al juzgado municipal acusados de faltas administrativas, por lo que quedaron libres a eso de la 1:00 de la mañana del sábado 27 de julio. Tuvieron que pagar una multa por ocasionar daños al portón del Palacio de Gobierno y la estación Plaza Universidad del Tren Ligero, de acuerdo con información de la SSP.

Acusan a gobierno de Alfaro de represor

A través de su vocero, Jesús Medina, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) de la Universidad de Guadalajara expresaron su repudio ante el uso de la violencia por parte de los elementos policiacos, dicen, en contra de la libertad de expresión. Acusaron al actuar de los elementos de policía como «un acto de represión del Estado».

Ante lo sucedido, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Jalisoc (CEDHJ) abrió dos quejas en contra de la intervención policial en la manifestación y anunció que participará en todas las protestas para verificar y garantizar a integridad de los manifestantes. Dicto medidas cautelares para asegurar el respeto al derecho a la libre manifestación y los derechos de terceros.

Con información de El Occidental.