Legisladores panistas ya ignoran las órdenes de Marko Cortés

- Por

La humillante derrota sufrida por Ricardo Anaya todavía causa estragos dentro del Partido Acción Nacional (PAN), a tal grado, que su actual presidente, Marko Cortés, carece de la simpatía de los militantes y de los propios diputados del PAN.

Para muestra lo sucedido en Baja California, estado históricamente dominado por los panistas y que ahora está en poder de Morena gracias, irónicamente, al desencuentro de los panistas.

https://twitter.com/RuidoEnLaRed/status/1148970134901592065

La bancada del blanquiazul, que además es mayoría en el Congreso de Baja California, pactó con la oposición y desacató la orden del presidente nacional, Marko Cortés, y amplió el mandato de Jaime Bonilla, de 32 a 60 meses.

La insólita decisión del PAN en Baja California es una afrenta directa a Cortés, quien ya no es bien visto por diversos grupos al interior del blanquiazul.

Salvo por el voto nulo del diputado Miguel Antonio Osuna Millán y con las ausencias de los panistas Eva María Vázquez y Andrés de la Rosa Anaya, la bancada del PAN y los grupos parlamentarios minoritarios del PRI, Morena, PT, MC, PRD y Transformemos, dieron marcha atrás a la estrategia blanquiazul para recuperar su bastión: una nueva elección en 2021.

La mayor parte de los actores panistas involucrados en las actividades del partido en Baja California han calificado de traición el voto de sus legisladores. Es el caso del excandidato a la gubernatura Óscar Vega Marín o el diputado federal Ernesto Ruffo Appel.

José Luis Ovando Patrón, dirigente estatal del partido confirmó que los diputados que votaron a favor de la modificación serán expulsados del PAN «de inmediato», porque «no sólo traicionaron al PAN sino a los miles de bajacalifornianos que esperan de nosotros una defensa ante el ataque de Morena en contra de nuestra democracia y nuestras instituciones».

Días después de la derrota electoral en Baja California, el 6 de junio el diputado federal del PAN, Ernesto Ruffo Appel, exigió a su partido que se convoque a elecciones internas para renovar dirigente, ya que el legislador desconoce a Marko Cortés como líder de la fuerza política.

Ruffo Appel señaló que la presidencia de Cortés es ilegítima y que ante los malos resultados del proceso electoral, debía renunciar a su cargo.