La obesidad no permite que policías entren a la Guardia Nacional

- Por

Tal parece que en la Guardia Nacional no caben los “gorditos”, toda vez que la razón principal para rechazar a los policías federales que pretender formar parte del nuevo grupo de seguridad es la obesidad.

Esto lo señaló el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, quien también fue contundente al decir que el sobrepeso no es un obstáculo para integrarse a la Guardia, sin embargo, sí limita ciertas actividades que requieren esfuerzo físico.

“La razón fundamental (por la que son rechazados los policías), o es de sobrepeso o es de salud, pero hay áreas en las que el sobrepeso no es un obstáculo, como sí lo es para las tareas operativas que realiza la Guardia Nacional que son altamente demandantes de un esfuerzo físico”, dijo Durazo.

Durazo también aclaró que los requisitos para entrar a la Guardia son muy rigurosos porque quieren cumplir estándares internacionales.

No perderán derechos

Durazo también se refirió al conflicto con la Policía Federal y dejó claro que continúan el diálogo con los inconformes.

En el caso de quienes pedían una indemnización, Durazo dijo que no pueden satisfacer esta necesidad porque los inconformes no han sido despedidos.

El 3 de julio, Patricia Trujillo, coordinadora operativa de la Guardia Nacional, ofreció revisar el pliego petitorio de los policías federales que protestaron y afirmó que ningún elemento será despedido, ni sus derechos serán violentados.

Ese día, integrantes de la Policía Federal (PF) adscritos al área de Fuerzas Federales protestaron afuera de las oficinas centrales de la corporación, ubicadas en la alcaldía de Iztapalapa, así como con bloqueos viales por inconformidades con su transferencia a la Guardia Nacional.