La justicia mexicana no castiga fuerte a los narcos: 18 años a líder Zeta

- Por

Lejos quedaron ya las escenas comunes de los dos pasados sexenios: grandes operativos para capturar a supuestos líderes del narcotráfico.

Con la llegada de la Cuarta Transformación el objetivo es otro: retener los recursos de procedencia ilícita y a los llamados “ladrones de cuello blanco”.

Aunque este cambio en la política de seguridad puede cumplir sus objetivos, lo cierto es que las capturas y sentencias a los grandes capos fascinan a los medios e intrigan a la población.

Y es que días después de que se anunciara que Estados Unidos condenaba a cadena perpetua al Chapo, en México fue sentenciado Óscar Omar Treviño Morales “El Z-42”, líder de los Zetas.

Sin embargo, las condenas distan mucho de parecerse aunque los crímenes son casi los mismos, ya que al Z-42 fue sentenciado únicamente a 18 años de prisión.

Capturado en 2015

Óscar Omar fue capturado en una exclusiva zona residencial de Monterrey por la Policía Federa. Habitaba uno lujoso departamento en la colonia Fuentes del Valle.

El papel de Óscar Omar tomó más importancia luego de la captura de su hermano, el famoso Z-40; por lo que se convirtió en el jefe de la banda, lo que sucedió en 2013.

Aunque los Zetas son un grupo delictivo surgido como brazo armado del cártel del Golfo en 1999, en 2010 decidieron independizarse como célula delictiva, lo que desató la violencia en el país.

Óscar Omar Treviño es acusado en México de delincuencia organizada y portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército. En Estados Unidos tiene cargos en Columbia, Nueva York, por tráfico de cocaína de México a Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas ofrecían una recompensa de 30 millones de pesos a quien diera información que facilitara la detención del “Z42″.

Esta sentencia se da unos días después de que la carrera criminal de Joaquín “El Chapo” Guzmán llegara a su fin. Un juez de Nueva York le dictó sentencia: cadena perpetua.


Etiquetas: