Grupo México lanza ácido sulfúrico en aguas nacionales, un ecocidio más sin castigo

- Por

El Grupo México es el protagonista de otro episodio de daños al medio ambiente, esta vez en Guaymas, Sonora, específicamente en el Mar de Cortés, que padeció el derrame de 3 mil litros de ácido sulfúrico.

La falla sucedió en una de las válvulas durante el proceso de trasvase llamado “prueba y drenado”, o simplemente, en un proceso de limpieza.

Según los reportes de Metalúrgica de Cobre, S.A. de C.V. Subsidiaria de Grupo México, y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el accidente sucedió entre las 14:00 y 15:00 horas del martes 9 de julio, en la Terminal Marítima de Guaymas, bajo vigilancia de la Administración Portuaria Integral (API).

La minera sostuvo que se vertió una cantidad similar a los tres metros cúbicos, sin embargo, medios de comunicación locales filtraron un vídeo de 12 segundos donde se observa cuando una tubería completa se vacía en el Mar de Cortés.

Tras el derrame, la SCT activó el Plan de Contingencia y Protocolos de Seguridad y se alertó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como al personal de la Cuarta Región Naval, perteneciente a la Marina Armada de México.

Medios de comunicación locales difundieron entrevistas con tres lesionados por el incidente, y el diputado local Carlos Navarrete confirmó que tres guaymenses sufrieron las consecuencias de la fuga sulfúrica.

Desmienten daños

En un desplegado en medios de comunicación, firmado por Carlos F. Lozada Almada, Grupo México minimizó los estragos del derrame de tóxicos:

“Tras evaluar el sitio y constatar que la situación estaba controlada, determinaron que no era necesario activar el plan de emergencia”.

Justificó: “Hemos estado en comunicación con la autoridad ambiental y continuaremos haciéndolo hasta la conclusión de las medidas necesarias para atender integralmente, dando aviso formal a las autoridades correspondientes”.

A pesar del comunicado, no se informó si el percance fue producido por un error humano o si existirá algún castigo a los responsables.

A cinco años del desastre

El próximo 6 de agosto se cumplirán cinco años del mayor desastre ambiental de la minería moderna, cuando por irresponsabilidad de Grupo México, en la mina Buenavista del Cobre, se vertieron 40 millones de sulfato de cobre acidulado y más de 700 toneladas de metales pesados sobre los ríos Sonora y Bacanuchi.

Con aquel macroderrame de 2014 se vieron afectadas 24 mil personas en los pueblos ribereños de Arizpe, San Felipe de Jesús, Banamichi, Baviácora, Aconchi, Arizpe y Ures.


Etiquetas: