El tren insignia de Peña Nieto reporta pagos indebidos por 38 millones más

- Por

Una obra que estaba destinada para terminar en el 2017 sigue dando de qué hablar en plena Cuarta Transformación, se tratada de la construcción del Tren Interurbano México-Toluca, en el estado de México, que según la Auditoría Superior de la Federación, en la revisión de la Cuenta Pública de 2018, presentó diversas irregularidades a la hora de ejercer los presupuestos asignados a una obra que parece no tener fin.

La ASF descubrió una malversación por más de 30 millones de pesos a la hora de construir los talleres, cocheras, edificios administrativos, edificios secundarios, talleres de fabricación, talleres de suministro de instalaciones fijas y equipamiento genera de dicho proyecto.

La Auditoría también revela que en 2018 la federación asignó un importe de de más de 10 mil millones de pesos para los trabajos asignados y las obras de construcción de talleres y cocheras del tren interurbano México Toluca.

Las fallas apuntan directamente a quien fuera secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, quien no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicadas en la materia por la falta de supervisión en la ejecución de los trabajos y en los términos generales.

Pagos indebidos

En 2018 los pagos indebidos sumaron un total de 38 millones 746 mil pesos, se componen por 14 millones 996.5 mil pesos por la incorrecta integración de tres precios fuera de catálogo y para trabajos de excavación, formación de capa de capilaridad y recubrimiento primario y acabado del acero estructural.

A esto se agregan 4 millones 677.7 mil pesos por diferencias de volúmenes y mala calidad en la ejecución de los trabajos; se agregan 13 millones 962.8 mil pesos, debido a que se pagó el ajuste de los costos indirectos sin que se acreditara que la contratista permaneció en el sitio de los trabajos hasta la fecha de conclusión convenida por las partes.

Y finalmente por 5 millones 109 mil pesos, debido a que no se aplicaron las sanciones a que se hizo acreedora la contratista por el incumplimiento del programa pactado para la conclusión de los trabajos.

El costo total del proyecto de inversión el Tren Interurbano México-Toluca se incrementado en un 124% de pasar de 44 mil millones a más de 100 mil millones de pesos según Reporta la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

El proyecto formó parte del plan mover a México en trenes del expresidente Peña Nieto, la obra fue planeada para ser inaugurada a finales del 2017 y planteaba una ruta que iniciaría en Zinacantepec y terminaría en el metro Observatorio de la Ciudad de México, lo cual parece no sucederá, al menos en este año.