19 empresas mexicanas lucraron con el pueblo de Venezuela

- Por

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dirigida por Santiago Nieto, congeló las cuentas de 19 personas físicas y morales que vendieron alimentos al régimen de Nicolás Maduro. Nieto dijo que se presentaron tres denuncias en contra de la red de empresas que se le acusa de comercializar productos de baja calidad y con sobreprecio. La investigación gira en torno de posible lavado de dinero tras encontrar irregularidades por 150 millones de dólares aproximadamente.

UIF congela 19 cuentas y presenta tres denuncias ante la FGR

Nieto dijo que por el momento, no puede dar más datos al respecto al congelamiento de cuentas, pues se encuentra la situación bajo la investigación por parte de la Fiscalía General de la República (FGR), quien indaga la situación desde 2016. Algunas de las compañías investigadas desde ese momento con La Cosmopolitana y Almacenes Vaca, beneficiadas en su momento por el gobierno de Enrique Peña Nieto a través de contratos aún vigentes. La FGR ha interpuesto sanciones a diversas empresas por hasta 3 millones de dólares.

El abastecimiento de productos de esta naturaleza a Venezuela, inició con la instalación de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) en 2016. Las empresas mexicanas entonces. se convirtieron en los principales abastecedores de leche en polvo, harina de maíz, aceite, arroz, frijoles y atún. El programa de los CLAP tiene por objetivo ayudar a mitigar la crisis económica en los sectores más pobres de la población sin embargo, se le acusó de entregar productos de muy baja calidad, por empresas señaladas en México de contaminación alimentaria e irregularidades fiscales. El producto basura que venden a los CLAP

El producto basura que venden a los CLAP

Las primeras irregularidades en las CLAP fueron expuestas a la luz por el sitio de web de noticias Armando Info. Las investigaciones subsecuentes sobre el otorgamiento de contratos arreglados y productos de baja calidad, llevó a cuatro periodistas venezolanos a ser expulsados de su país. Lo revelado por el portal de noticias, dejó en evidencia el negocio de los sobreprecios, a través de empresas en diversas partes del mundo, entre ellos México, España, Turquía y Emiratos Árabes Unidos.

Uno de los productos que causó mayor polémico fue la leche en polvo, monopolizada por una empresa llamada Grupo Brandon, de acuerdo al gobierno venezolano. La empresa asentada en Nuevo León, envía productos a los CLAP de baja calidad que no cumplen los valores nutricionales que recomienda el Instituto Nacional Nutricional de Venezuela.

El escándalo más reciente por la calidad de los productos, estuvo relacionado con el atún importado, que de la mano de un estudio de la Procuraduría Federal del Consumidor de México, 18 de 57 marcas distribuidas en el país, tienen altos niveles de soja. Algunos casos reportan incluso, que algunos enlatados tienen más soja que atún. Algunos de los enlatados con peores resultados como El Dorado o Ancla, están en las cajas de los CLAP desde 2016.

Con información de El País