Calderón defiende su guerra: dice que policías molestos podrían pasarse al narco

- Por

Luego de los bloqueos realizados por la Policía Federal, en el que sus integrantes exigieron un mejor salario y mejores prestaciones, el expresidente panista Felipe Calderón Hinojosa salió al paso para intentar dar sugerencias al actual presidente, y de paso defender lo hecho por su administración contra los grupos criminales.

El expresidente comentó en diversas entrevistas radiofónicas que la Policía Federal debe ser tratada con mejores políticas, ya que existen buenos elementos en esta corporación, a la cual el exmandatario ayudó y fortaleció durante su sexenio, según sus propias palabras.

Para el expresidente panista que se distinguió por declarar abiertamente la guerra a las bandas del narcotráfico y delincuencia, no se le da un buen trato a la Policía Federal, ya que el nuevo gobierno no está atento a las necesidades de la agrupación policiaca.

Para Calderón Hinojosa el riesgo que conlleva la inconformidad de los policías es que muchos de sus miembros podrían cambiar de bando, ligándose a bandas delictivas.

El expresidente responsable de la guerra más prolongada que ha tenido México desde la época revolucionaria, aconsejó al presidente López Obrador a no dejar atrás a la Policía Federal, además de reconocer qué las políticas de su gobierno rindieron fruto dentro de la corporación policíaca.

El exmandatario también acusó al expresidente Peña Nieto de desmantelar a la Policía Federal y de corromperla desde su interior, ya que según él, las buenas políticas de su administración cambiaron con la llegada del PRI.

No hay mano negra

Tras estallar la huelga de los elementos de la Policía Federal, el presidente Andrés Manuel López Obrador, difundió un video donde señala que sus adversarios políticos estaban promoviendo la inestabilidad y que en el movimiento había “mano negra”.

Al referirse a las afirmaciones del mandatario federal de que hay “mano negra” en el movimiento de protesta de la Policía Federal, Calderón consideró que “con todo respeto”, es una declaración “poco seria. Hay claramente un conflicto de trato indigno para la Policía y una imposición hacia una decisión de vida que ellos no quieren tomar. Los Policías no quieren estar bajo trato militar. No quieren vivir en cuarteles, no quieren la disciplina militar. Ellos no se contrataron para eso”, expresó.

Felipe Calderón también hizo notar que, en su experiencia, los soldados y marinos “tampoco quieren ser policías, No se reclutaron en el Ejército Mexicano o en la Marina para eso. Ellos tienen la idea patriótica de defender al país en un eventual conflicto de guardar la seguridad interior, de preservar la esencia de la fuerza Legal del Estado”, mencionó.