Las llantas del futuro no van a necesitar aire, ¿estás listo?

- Por

El futuro de los neumáticos se sin aire. Así lo presentó Michelin, quien ha estado colaborando con la automotriz estadounidense General Motors para el desarrollo de Uptis, los neumáticos que no se pinchan. Ambas empresas, esperan colocar las llantas en sus coches a partir de 2024. La cuestión es ¿cómo funcionan? aquí te lo explicamos.

Michelin y GM preparan las llantas del mañana

El nombre Uptis son las siglas de Unique Puncture-proof Tire System, lo que en español significa «sistema único de neumáticos a prueba de pinchazos». Esto es logrado gracias a su estructura, la cual a diferencia de las llantas convencionales, no tiene cámara de aire. Se conforma de dos cubiertas de goma unidas entre sí por diversas láminas del mismo material. Asimismo, la llanta tiene en su estructura un compuesto especial de aluminio en su interior.

La ventaja de estos neumáticos frente a los actuales, es que debido a que no usan aire, las pinchaduras serán una cosa del pasado, sin embargo, no es su único beneficio. La estructura de láminas interiores hace que la banda de rotura tenga la capacidad de adaptarse mejor al terreno, al mismo tiempo que repararla es más fácil, a través de la impresión 3D.

Sustentable, resistente e innovador

El proyecto se constituye sobre cuatro diferentes: sin aire, conectado, impreso en 3D y 100% sustentable. Este último elemento, es de gran importancia, pues las Uptis, supondrán un ahorro medioambiental enorme, pues está hecho con materiales renovables y biológicos. Asimismo, evitará que casi 200 millones de neumáticos sean desechados debido a pinchaduras.

Ambas empresas, consideran introducirlas en 2024, y su foco es la movilidad del mañana. Por ejemplo, su menor resistencia, permite que los vehículos eléctricos tengan mayor autonomía, al mismo tiempo que evita que las flotas de vehículos autónomos, tengan menor daño por desgaste. Hay reducciones importantes en los costos de mantenimiento y reparaciones.

Con información de ElMotor.